Sociedad Bíblica

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Apocalipsis 19.1-20.15

Apocalipsis :Introducción 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22

19
Después de esto oí las fuertes voces de una gran multitud, que decía en el cielo:
“¡Aleluya!
La salvación, la gloria y el poder
son de nuestro Dios,a
porque juzga rectamente y con verdad;
ha condenado a la gran prostituta
que con su prostitución corrompía al mundo;
ha vengado en ella
la muerte de los siervos de Dios.”b
Luego volvieron a decir:
“¡Aleluya!
El humo de su incendio subirá por siempre.”c
Y los veinticuatro ancianos y los cuatro seres vivientes se postraron hasta el suelo y adoraron a Dios, que estaba sentado en el trono. Decían: “¡Amén! ¡Aleluya!”d
Desde el trono se oyó entonces una voz, que decía:
“¡Alabad a nuestro Dios
todos vosotros, pequeños y grandes,
todos los que le servís
y le reverenciáis!”e
La fiesta de las bodas del Cordero
Oí también algo como voces de mucha gente, como el sonido de una cascadaf y de fuertes truenos. Decían:
“¡Aleluya!
Ha comenzado a reinar el Señor,
nuestro Dios todopoderoso.g
Alegrémonos, llenémonos
de gozo y démosle gloria,
porque ha llegado el momento
de las bodas del Cordero.
Su esposa se ha preparado:h
Dios le ha dado que se vista
de lino puro y brillante,i
porque el lino es la recta conducta
del pueblo santo.”
El ángel me dijo: “Escribe: ‘Felicesj los que han sido invitados al banquete de las bodask del Cordero.’ ” Y añadió: “Estas son palabras verdaderas de Dios.”
10 Me arrodillé a los pies del ángel, para adorarlo, pero él me dijo: “No hagas eso. Yo soy siervo de Dios, lo mismo que tú y que tus hermanos que siguen fieles al testimonio de Jesús. ¡Adora a Dios!”l
Ese testimonio de Jesúsm es el que inspira a los profetas.
El jinete Fiel y Verdadero
11 Vi el cielo abierto,n y apareció un caballo blanco, y el que lo montaba se llamaba Fiel y Verdadero,ñ porque con rectitud gobernabao y hacía la guerra. 12 Sus ojos brillaban como llamas de fuego,p llevaba en la cabeza muchas coronas y tenía un nombre escrito que solo él conocía. 13 Iba vestido con ropa teñida de sangre,q y su nombre era La Palabra de Dios.r 14 Le seguían los ejércitos del cielo, vestidos de lino blanco y puro y montados en caballos blancos. 15 Le salía de la boca una espada aguda,s para herir con ella a las naciones. Las gobernará con cetro de hierro,t las juzgará como quien pisa la uva en el lagar y les dará a beber el vino de la terrible ira del Dios todopoderoso.u 16 En su manto y sobre el muslo llevaba escrito este título: “Rey de reyes y Señor de señores”.v
La victoria sobre el monstruo
17 Y vi un ángel de pie en el sol, que gritaba con fuerza a todas las aves de rapiña que vuelan en lo alto del cielo: “¡Venid y reuníos para la gran cena de Dios! 18 ¡Comeréis carne de reyes, de jefes militares y de hombres valientes; carne de caballos y de sus jinetes; carne de toda clase de gentes: libres y esclavos, pequeños y grandes!”w
19 Vi al monstruo y a los reyes del mundo que se habían reunido con sus ejércitos para luchar contra el que montaba aquel caballo y contra su ejército. 20 El monstruox fue apresado, junto con el falso profeta que había hecho señales milagrosas en su presencia. Con esas señales, el falso profetay había engañado a los que se dejaron poner la marca del monstruo y adoraron su imagen. Entonces el monstruo y el falso profeta fueron arrojados vivos al lago de fuego, donde arde el azufre.z 21 Los demás fueron muertos con la espada que salía de la boca de aquel que montaba al caballo, y con sus carnes se hartaron todas las aves de rapiña.a
La victoria sobre el diablo
20
Vi un ángel que bajaba del cielo con la llave del abismoa y una gran cadena en la mano. Este ángel sujetó al dragón, la serpiente antigua,b que es el diablo y Satanás, y lo encadenó por mil años.c Lo arrojó al abismo, donde lo encerró, y puso un sello sobre la puerta para que no engañase a las naciones hasta que pasaran los mil años, al cabo de los cuales será soltado por un poco de tiempo.
También vi tronos, y en ellos estaban sentados los que habían recibido autoridad para juzgar.d Vi también, vivos, a aquellos a quienes habían cortado la cabeza por ser fieles al testimonio de Jesús y al mensaje de Dios. Ellos no habían adorado al monstruo ni a su imagen, ni se habían dejado poner su marcae en la frente o en la mano. Y vi que volvieron a vivir y que reinaron con Cristo mil años. Los demás muertos no volvieron a vivir hasta después de los mil años. Esta es la primera resurrección. ¡Dichosos los que tienen parte en la primera resurrección, pues pertenecen al pueblo santo!f La segunda muerteg no tiene ningún poder sobre ellos; serán sacerdotesh de Dios y de Cristo y reinarán con él los mil años.
Cuando hayan pasado los mil años, Satanás será soltado de su prisión y saldrá a engañar a las naciones de todo el mundo. Saldrá a engañar a Gog y a Magog,i cuyos ejércitos, numerosos como la arena del mar, reunirá para la batalla.
Subieron por lo ancho de la tierra y rodearon el campamento del pueblo santo y la ciudad que él ama.j Pero cayó fuego del cielo y los quemó por completo. 10 Y el diablo, que los había engañado, fue arrojado al lago de fuego y azufrek donde también habían sido arrojados el monstruo y el falso profeta. Allí serán atormentados día y noche por todos los siglos.
El juicio de Dios
11 Vi un gran trono blanco y al que estaba sentado en él.l Ante su presencia desaparecieron completamente la tierra y el cielo, y no se los volvió a ver por ninguna parte. 12 Y vi los muertos, grandes y pequeños, de pie delante del trono; y fueron abiertos los libros, y también otro libro, que es el libro de la vida.m Los muertos fueron juzgados de acuerdo con sus hechos, descritos en aquellos libros.n 13 El mar entregó sus muertos, y el reino de la muerteñ entregó los muertos que había en él; y todos fueron juzgados, cada uno conforme a lo que había hecho. 14 Después el reino de la muerte fue arrojado al lago de fuego.o Este lago de fuego es la muerte segunda.p 15 Y allí fueron arrojados los que no tenían su nombre escrito en el libro de la vida.

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España




-ltima actualización del programa: 10/10/2016
visitor stats