Sociedad Bíblica

Libros DHHn:

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n  BCI  CEV  GNB  WEB  ASV  KJV  SEG  L45  RUS  VLC  VUL  RCB  SSP  SSP-Op  SSP-Ref  SSP3  JUB  EKU  CHR  DAL Elija entre el grupo estándar de versiones para este idioma   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Deuteronomio 5

Deuteronomio :1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34

5
a 5.1 Y les dijo: El segundo discurso de Moisés abarca la mayor parte del libro. En él se encuentran las leyes deuteronómicas (caps. 12–26), precedidas por una larga exhortación (caps. 5–11).
Los Diez Mandamientos
5
Llamó Moisés a todo Israel y les dijo:a
«Oye, Israel, los estatutos y decretos que yo pronuncio hoy en vuestros oídos. Aprendedlos y guardadlos, para ponerlos por obra.
b 5.6-21 El texto del Decálogo (o diez mandamientos), con unas pocas variantes, se encuentra también en Ex 20.1-17. Véanse allí las notas correspondientes.
»“Yo soy Jehová, tu Dios, que te saqué de tierra de Egipto, de casa de servidumbre.b
c 5.8 En el mar debajo de la tierra: Véase Sal 18.15 n.
»No harás para ti escultura ni imagen alguna de cosa que está arriba en los cielos, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra.c
d 5.8-9 Lv 26.1; Dt 4.15-18; 27.15. No te inclinarás a ellas ni las servirás,d porque yo soy Jehová, tu Dios, fuerte, celoso, que visito la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y la cuarta generación de los que me aborrecen,
10 e 5.9-10 Ex 34.6-7; Nm 14.18; Dt 7.9-10. 10 y hago misericordia a millares, a los que me aman y guardan mis mandamientos.e
11 f 5.11 Lv 19.12.
11 »No tomarás el nombre de Jehová, tu Dios, en vano,f porque Jehová no considerará inocente al que tome su nombre en vano.
12 g 5.12 Ex 16.23-30; 31.12-14.
12 »Guardarás el sábado para santificarlo, como Jehová, tu Dios, te ha mandado.g
14 h 5.13-14 Ex 23.12; 31.15; 34.21; 35.2; Lv 23.3. 14 pero el séptimo día es de reposo para Jehová, tu Dios. Ninguna obra harás tú,h ni tu hijo, ni tu hija, ni tu siervo, ni tu sierva, ni tu buey, ni tu asno, ni ningún animal tuyo, ni el extranjero que está dentro de tus puertas, para que tu siervo y tu sierva puedan descansar como tú.
15 i 5.15 Nótese la distinta razón de este mandamiento aquí y en Ex 20.11. La referencia a la liberación de la esclavitud en Egipto como motivo para observar los mandamientos, es típica de Deuteronomio. Cf. 15.15; 16.12; 24.18,22. 15 Acuérdate de que fuiste siervo en tierra de Egipto, y que Jehová, tu Dios, te sacó de allá con mano fuerte y brazo extendido, por lo cual Jehová, tu Dios, te ha mandado que guardes el sábado.i
16 j 5.16 Dt 27.16; Mt 15.4; 19.19; Mc 7.10; 10.19; Lc 18.20; Ef 6.2-3 ; cf. Eclo 3.1-16 .
16 »Honra a tu padre y a tu madre, como Jehová, tu Dios, te ha mandado, para que sean prolongados tus días y para que te vaya bien sobre la tierra que Jehová, tu Dios, te da.j
17 k 5.17 Gn 9.6; Lv 24.17; Mt 5.21; 19.18; Mc 10.19; Lc 18.20; Ro 13.9; Stg 2.11.
17 »No matarás.k
18 l 5.18 Lv 20.10; Mt 5.27; 19.18; Mc 10.19; Lc 18.20; Ro 13.9; Stg 2.11.
18 »No cometerás adulterio.l
19 m 5.19 Lv 19.11; Mt 19.18; Mc 10.19; Lc 18.20; Ro 13.9.
19 »No hurtarás.m
20 n 5.20 Ex 23.1; Mt 19.18; Mc 10.19; Lc 18.20.
20 »No dirás falso testimonio contra tu prójimo.n
21 ñ 5.21 Ro 7.7; 13.9.
21 »No codiciarásñ la mujer de tu prójimo, ni desearás la casa de tu prójimo, ni su tierra, ni su siervo, ni su sierva, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo”.
24 o 5.24 La gloria es el resplandor del poder y la majestad de Dios, manifestados en la nube y el fuego. Cf. Ex 24.17. p 5.24 Dios puede hablar... mueran: Véase Dt 4.33 n. 24 y dijisteis: “Jehová, nuestro Dios, nos ha mostrado su gloriao y su grandeza, y hemos oído su voz, que sale de en medio del fuego. Hoy hemos visto que Jehová habla al hombre, y este aún vive.p
26 q 5.22-27 Heb 12.18-19. 26 Pues, ¿qué es el hombre para que oiga la voz del Dios viviente hablando de en medio del fuego, como nosotros la oímos, y aún viva?q
27 r 5.27 Nosotros cumpliremos lo que se nos diga: Véase Ex 24.3 n. 27 Acércate tú, y oye todas las cosas que diga Jehová, nuestro Dios. Tú nos dirás todo lo que Jehová, nuestro Dios, te diga, y nosotros oiremos y obedeceremos”.r

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España

© 1995 Sociedades Bíblicas Unidas




-ltima actualización del programa: 10/10/2016
visitor stats