Sociedad Bíblica

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Deuteronomio 33-34

Deuteronomio :Introducción 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28 29 30 31 32 33 34

33 Moisés bendice a las tribus de Israela
Poco antes de morir, Moisés, hombre de Dios,b bendijo a los israelitas de esta manera:

“El Señor viene del Sinaí;c
desde Seír nos ha alumbrado.
Resplandeció desde los montes de Parán
y avanza desde Meribá-cadés;d
en su derecha nos trae el fuego de la ley.e
El Señor ama a su pueblo,f
protege a los que se consagran a él;
ellos se rinden a sus pies
y reciben órdenes suyas.g
Moisés nos dio la ley
como herencia de la comunidad de Jacob,
y hubo rey en Jesurúnh
al reunirse los jefes del pueblo,
al juntarse las tribus de Israel.”

Acerca de Rubén dijo:i
“¡Viva Rubén! ¡Que no muera,
aunque sean pocos sus hombres!”

Acerca de Judá dijo:
“Señor, escucha la voz de Judá;
haz que se reúna con su pueblo.
Defiéndelo con tu poder;j
ayúdalo contra sus enemigos.”

Acerca de Leví dijo:
“Tuyos son, Señor,k el Tumim y el Urim;l
tuyos y del hombre que te es fiel,
del que pusiste a prueba en Masá,m
con quien reñiste en las aguas de Meribá,n
el que dijo a sus padres: ‘Jamás os he visto’,
y a sus hermanos: ‘Os desconozco’,
y a sus hijos: ‘No sé quiénes sois.’
Ellos cumplen tus palabras,
se han entregado a tu pacto por completo.ñ
10 Instruyen a Jacob, a Israel,
en tus leyes y decretos;
colocan en tu altar, en tu presencia,
incienso y ofrendas de animales.
11 Bendice, Señor, sus esfuerzos,
y recibe con agrado su trabajo.
Quiebra la espalda a sus enemigos,
y que no vuelvan a levantarse los que le odian.”

12 Acerca de Benjamín dijo:
“El amado del Señor vive tranquilo;
el Altísimoo lo protegerá siempre.
¡Vivirá bajo su protección!”p

13 Acerca de José dijo:
“Que el Señor bendiga su tierra
con lo mejor del rocío de los cielos
y del agua que está en lo profundo de la tierra,
14 con las mejores cosechas del año
y los mejores frutos de los meses,
15 con lo principal de los montes antiguos,
con lo mejor de las alturas eternas,
16 con lo mejor de los frutos que llenan la tierra
y con la buena voluntad del que habita en la zarza.q
Venga todo esto sobre José,
que fue escogido entre sus hermanos.
17 Es hermoso como el primer hijo de un toro,
poderoso como un búfalo,r
y corneará a todos los pueblos
hasta los extremos de la tierra.
Tales son las multitudes de Efraín;
tales son los millares de Manasés.”s

18 Acerca de Zabulón e Isacar dijo:
“Alégrate, Zabulón, por tus salidas,t
y tú, Isacar, por tus tiendas de campaña.
19 Llamarán a las naciones al monte,u
y allí ofrecerán los sacrificios requeridos;
disfrutarán de la riqueza de los maresv
y de los tesoros ocultos de las playas.”w x

20 Acerca de Gad dijo:
“¡Bendito el que le da grandes territorios!
Gad se tiende al acecho, como una leona,
y desgarra brazos y cabeza.
21 Gad se quedó con la mejor parte,
con una tierra digna de capitanes.
Entró al frente del pueblo,
cumplió con lo que el Señor exigía
y actuó con justicia en Israel.”y

22 Acerca de Dan dijo:
“Dan es un cachorro de león
que salta desde Basán.”z

23 Acerca de Neftalí dijo:
“Neftalí es bien visto por el Señor,
cuenta con múltiples bendiciones suyas,
¡es dueño del lago hasta su extremo sur!”a

24 Acerca de Aser dijo:
“Sea bendito Aser entre los hijos de Jacob
y bien querido por sus hermanos.
Que empape sus pies en aceite;
25 que tengan sus puertas cerrojos de hierro y bronce,
y que dure su fuerza tanto como su vida.

26 “Nada es comparable al Dios de Jesurún,b
que cabalga con majestad sobre las nubesc del cielo
para venir en tu ayuda.
27 El Dios eterno es tu refugio,
su eterno poder es tu apoyo;d
hizo huir de tu presencia al enemigo,
y a ti te ordenó destruirlo.
28 Israel vivirá confiado;
sus descendientes vivirán en paz.
En sus tierras habrá trigales y viñedos,
y nunca les faltará lluvia del cielo.
29 Dichoso tú, Israel,
¿quién se te puede comparar?
El Señor mismo te ha salvado;
él te protege y te ayuda,
¡él es tu espada victoriosa!
Tus enemigos se rendirán ante ti
y tú aplastarás su orgullo.”e
Muerte y sepultura de Moisés
34
Moisés subió del desierto de Moab al monte Nebo, a la cumbre del monte Pisgá, que está frente a Jericó. Desde allí el Señor le hizo contemplar toda la región de Galaada hasta el territorio de Dan,b las regiones de Neftalí, Efraín y Manasés, todo el territorio de Judá hasta el mar Mediterráneo, el Négueb,c el valle del Jordán y la llanura de Jericó, ciudad de las palmeras, hasta Sóar.d Y el Señor le dijo:
“Este es el país que yo juré a Abraham, Isaac y Jacobe que daría a sus descendientes. He querido que lo veas con tus propios ojos, aunque no vas a entrar en él.”
Así Moisés, el siervo de Dios,f murió en la tierra de Moab, tal como el Señor lo había dicho,g y fue enterrado en un valle de la región de Moab, frente a Bet-peor,h en un lugar que hasta la fecha nadie conoce. Murió a los ciento veinte años de edad,i habiendo conservado hasta su muerte buena vista y buena salud.
Los israelitas lloraron a Moisés durante treinta días en el desierto de Moab, cumpliendo así los días de llanto y luto por su muerte. Y Josué, hijo de Nun, recibió de Moisés sabiduría, pues Moisés puso sus manos sobre él; así que los israelitas le obedecieron e hicieron como el Señor había ordenado a Moisés.j
10 Sin embargo, nunca más hubo en Israel otro profeta como Moisés, con quien el Señor hablara cara a cara,k 11 o que hiciera todos los prodigios y maravillas que el Señor le mandó hacer en Egipto contra el faraón, sus funcionarios y todo su país, 12 o que le igualara en poder y en los hechos grandes e importantes que hizo a la vista de todo Israel.

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España




-ltima actualización del programa: 10/10/2016
visitor stats