Sociedad Bíblica

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Lucas 2.1-40

Lucas :Introducción 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24

Nacimiento de Jesús
2
Por aquel tiempo, el emperador Augustoa ordenó que se hiciera un censob de todo el mundo.c Este primer censo fue hecho siendo Quirinio gobernador de Siria.d Todos tenían que ir a inscribirse a su propia ciudad.
Por esto salió José del pueblo de Nazaret, de la región de Galilea, y se fue a Belén, en Judea, donde había nacido el rey David, porque José era descendiente de David.e Fue allá a inscribirse, junto con María, su esposa,f que se encontraba encinta. Y sucedió mientras estaban en Belén, que a María le llegó el tiempo de dar a luz. Allí nació su hijo primogénito,g y lo envolvió en pañales y lo acostó en el pesebre,h porque no había alojamiento para ellos en el mesón.i
Los ángeles y los pastores
Cerca de Belén había unos pastores que pasaban la noche en el campo cuidando sus ovejas.j De pronto se les apareció un ángel del Señor, la gloria del Señor brilló alrededor de ellos y tuvieron mucho miedo. 10 Pero el ángel les dijo: “No tengáis miedo, porque os traigo una buena noticia que será motivo de gran alegría para todos: 11 Hoy os ha nacido en el pueblo de David un salvador,k que es el Mesías,l el Señor.m 12 Como señal, encontraréis al niño envuelto en pañales y acostado en un pesebre.”
13 En aquel momento, junto al ángel, aparecieron muchos otros ángeles del cielo que alababan a Dios y decían:
14 “¡Gloria a Dios en las alturas! ¡Paz en la tierra entre los hombres que gozan de su favor!”n
15 Cuando los ángeles se volvieron al cielo, los pastores comenzaron a decirse unos a otros:
–Vamos, pues, a Belén, a ver lo que ha sucedido y que el Señor nos ha anunciado.
16 Fueron corriendo y encontraron a María, a José y al niño acostado en el pesebre. 17 Al verlo se pusieron a contar lo que el ángel les había dicho acerca del niño, 18 y todos los que lo oían se admiraban de lo que decían los pastores. 19 María guardaba todo esto en su corazón,ñ y lo tenía muy presente. 20 Los pastores, por su parte, regresaron dando gloria y alabanza a Dios por todo lo que habían visto y oído, pues todo sucedió como se les había dicho.
Presentación del niño Jesús en el templo
21 A los ocho días circuncidaron al niñoo y le pusieron por nombre Jesús, el mismo nombre que el ángel había dichop a María antes de que estuviera encinta.
22 Cuando se cumplieron los días en que ellos debían purificarse según manda la ley de Moisés,q llevaron al niño a Jerusalén para presentarlo al Señor.r 23 Lo hicieron así porque en la ley del Señor está escrito: “Todo primer hijo varón será consagrado al Señor.”s 24 Fueron, pues, a ofrecer en sacrificio lo que manda la ley del Señor: un par de tórtolas o dos pichones.t
25 En aquel tiempo vivía en Jerusalén un hombre llamado Simeón. Era un hombre justo, que adoraba a Dios y esperaba la restauraciónu de Israel. El Espíritu Santo estaba con él 26 y le había hecho saber que no moriría sin ver antes al Mesías, a quien el Señor había de enviar.v 27 Guiado por el Espíritu Santo, Simeón fue al templo. Y cuando los padres del niño Jesús entraban para cumplir con lo dispuesto por la ley, 28 Simeón lo tomó en brazos, y alabó a Dios diciendo:
29 “Ahora, Señor, tu promesa está cumplida:
ya puedes dejar que tu siervo muera en pazw .
30 Porque he visto la salvación
31 que has comenzado a realizar
ante los ojos de todas las naciones,x
32 la luz que alumbrará a los paganosy
y que será la honra de tu pueblo Israel.”z
33 El padre y la madre de Jesúsa estaban admirados de lo que Simeón decía acerca del niño. 34 Simeón les dio su bendición, y dijo a María, la madre de Jesús:
–Mira, este niño está destinado a hacer que muchos en Israel caigan y muchos se levanten. Será un signo de contradicción 35 que pondrá al descubierto las intenciones de muchos corazones. Pero todo esto va a ser para ti como una espada que te atraviese el alma.
36 También estaba allí una profetisa llamada Ana, hija de Penuel, de la tribu de Aser. Era muy anciana. Se había casado siendo muy joven y vivió con su marido siete años; 37 pero hacía ya ochenta y cuatro que había quedado viuda.b Nunca salía del templo, sino que servía día y noche al Señor, con ayunos y oraciones. 38 Ana se presentó en aquel mismo momento, y comenzó a dar gracias a Dios y a hablar del niño Jesús a todos los que esperaban la liberación de Jerusalén.c
El regreso a Nazaret
39 Cuando ya habían cumplido con todo lo que dispone la ley del Señor, regresaron a Galilea, a su pueblo de Nazaret.d 40 Y el niño crecía y se hacía más fuerte y más sabio, y gozaba del favor de Dios.e

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España




-ltima actualización del programa: 10/10/2016
visitor stats