Sociedad Bíblica

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Santiago 1.1-2.26

Santiago :Introducción 1 2 3 4 5

Saludo
1
Yo, Santiago,a siervo de Dios y del Señor Jesucristo, saludo a las doce tribus de Israel esparcidas por todo el mundo.b
Fortaleza en las pruebas
Hermanos míos, debéis teneros por muy dichosos cuando os veáis sometidos a cualquier clase de pruebas.c Pues ya sabéis que cuando vuestra fed es puesta a prueba, aprendéis a soportar con fortaleza el sufrimiento.e Pero procurad que esa fortaleza os lleve a la perfección, a la madurez plena, sin que os falte nada.
Si a alguno de vosotros le falta sabiduría, pídala a Dios y él se la dará; pues Dios da a todos, sin limitaciones y sin hacer reproches.f Pero tiene que pedir con fe,g sin dudar nada,h porque el que duda es como las olas del mar, que el viento lleva de un lado a otro.i Quien es así no crea que va a recibir nada del Señor, porque el que hoy piensa una cosa y mañana otraj no es constante en su conducta.
El hermano de condición humilde debe sentirse orgulloso si Dios le enaltece,k 10 y el rico debe sentirse orgulloso si Dios le humilla. Porque el rico es como la flor de la hierba, que no permanece.l 11 Cuando el sol sale y calienta con fuerza, la hierba se seca, su flor se cae y su belleza se pierde.m Así también, el rico desaparecerán en medio de sus negocios.ñ
12 Dichosoo el hombre que soporta la pruebap con fortaleza, porque después de la prueba recibirá como premio la vida, que es la coronaq prometida por Dios a los que le aman. 13 Cuando alguno se sienta tentado a hacer el mal, no piense que es Dios quien le tienta, porque Dios no siente la tentación de hacer el mal ni tienta a nadie para que lo haga.r 14 Al contrario, cada uno es tentado por sus propios malos deseos, que le atraen y le seducen. 15 De estos malos deseos nace el pecado; y del pecado, cuando llega a su completo desarrollo, nace la muerte. 16 Queridos hermanos míos, no os engañéis: 17 todo lo bueno y perfecto que se nos da, procede de arriba, de Dios, que creó los astros del cielo. Dios es siempre el mismo: en él no hay cambios ni sombras.s 18 Él, porque así lo quiso, nos dio vida mediante el mensaje de la verdad,t para que seamos los primeros frutosu de su creación.
La puesta en práctica del mensaje
19 Recordad esto, queridos hermanos: todos debéis estar dispuestos a escuchar; en cambio, debéis ser lentos para hablar y para enojaros,v 20 porque el hombre enojado no hace lo que agrada a Dios. 21 Así pues, despojaosw de todo lo impurox y de la maldad que tanto abunda, y aceptad humildemente el mensaje sembrado en vuestro corazón. Ese mensaje tiene poder para salvaros. 22 Pero no basta con oir el mensaje; hay que ponerlo en práctica,y pues de lo contrario os estaríais engañando a vosotros mismos. 23 El que solamente oye el mensaje, pero no lo practica, es como el hombre que se mira la cara en un espejo: 24 se ve a sí mismo, pero en cuanto se da la vuelta se olvida de cómo es. 25 En cambio, el que no olvida lo que oye, sino que considera atentamente la ley perfecta, que es la ley que nos trae libertad,z y permanece firme cumpliendo lo que ella dispone, será feliz en todo lo que haga.
26 Si alguno se cree religioso, pero no sabe poner freno a su lengua,a se engaña a sí mismo y su religión no sirve para nada. 27 La religión pura y sin mancha delante del Dios y Padre es esta: ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus aflicciones, y no mancharse con la maldad de este mundo.b
Contra la discriminación
2
Hermanos míos, vosotros que creéis en nuestro glorioso Señora Jesucristo no debéis hacer diferencias entre unas personas y otras.b 2-3 Supongamos que estáis reunidos, y que llega un ricoc con anillos de oro y ropa lujosa, y le atendéis bien y le decís: “Siéntate aquí, en el lugar de honor”; y que al mismo tiempo llega un pobre vestido de andrajos, y le decís: “Tú quédate allá, de pie; o siéntate ahí en el suelo”,d entonces estáis haciendo diferencias entre vosotros mismos y juzgando con mala intención.
Queridos hermanos míos, oíd esto: Dios ha escogido a los pobres de este mundo para hacerlos ricos en fe y para que reciban como herencia el reino que él ha prometido a los que le aman.e Vosotros, en cambio, los humilláis. ¿Acaso no son los ricos quienes os explotan y quienes a rastras os llevan ante las autoridades?f ¿No son ellos quienes hablan mal del precioso nombre que fue invocado sobre vosotros?g Haréis bien si de veras cumplís la ley suprema, tal como dice la Escritura: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”.h Pero si hacéis diferencias entre unas personas y otras, cometéis pecado y sois culpables ante la ley de Dios.i 10 Porque si una persona obedece toda la ley, pero falla en un solo mandato, resulta culpable frente a todos los mandatos de la ley.j 11 El mismo Dios que dijo: “No cometas adulterio”, dijo también: “No mates”.k Así que, si uno no comete adulterio, pero mata, ya ha violado la ley. 12 Vosotros debéis hablar y portaros como quienes van a ser juzgados por la ley que nos trae libertad.l 13 Pues los que no han tenido compasión de otros, sin compasión también serán juzgados;m pero los que han tenido compasión, saldrán victoriosos en la hora del juicio.n
La fe se demuestra con los hechos
14 Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno decir que tiene fe, si sus hechos no lo demuestran? ¿Podrá acaso salvarle esa fe?ñ 15 Supongamos que a un hermano o a una hermana les falta la ropa y la comida necesarias para el día; 16 si uno de vosotros les dice: “Que os vaya bien; abrigaos y comed cuanto queráis”, pero no les da lo que su cuerpo necesita, ¿de qué les sirve? 17 Así pasa con la fe: por sí sola, es decir, si no se demuestra con hechos, es una cosa muerta.o
18 Tal vez alguien dirá: “Tú tienes fe y yo tengo hechos. Muéstrame tu fe sin hechos y yo te mostraré mi fe por mis hechos.” 19 Tú crees que hay un solo Dios, y en eso haces bien; pero también los demonios lo creen y tiemblan de miedo. 20 No seas tonto; reconoce que si la fe no va acompañada de hechos, es una fe inútil. 21 Dios aceptó como justo a Abraham, nuestro antepasado, por lo que hizo cuando ofreció en sacrificio a su hijo Isaac.p 22 Y ya ves que, en el caso de Abraham, su fe se demostró con hechos, y que por sus hechos llegó a ser perfecta su fe. 23 Así se cumplió la Escritura que dice: “Abraham creyó a Dios, y por eso Dios le aceptó como justo”.q Y Abraham fue llamado amigo de Dios.r
24 Ya veis, pues, que Dios declara justo al hombre también por sus hechos, y no solamente por su fe. 25 Lo mismo pasó con Rahab, la prostituta: Dios la aceptó como justa por sus hechos, porque dio alojamiento a los mensajeros y los ayudó a salir por otro camino.s 26 En resumen: así como el cuerpo sin espíritu está muerto, así también la fe está muerta si no va acompañada de hechos.t

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España




-ltima actualización del programa: 10/10/2016
visitor stats