Sociedad Bíblica

Todos los libros
Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Nuevo Testamento
San Mateo
San Marcos
San Lucas
San Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 San Pedro
2 San Pedro
1 San Juan
2 San Juan
3 San Juan
San Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net   - La Biblia en Internet
Buscar Referencia     Buscar palabra
Palabras:   

Número de coincidencias:
Menú compacto
Buscar en:
Menú en paralelo:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Buscando: RVR95 - Biblia Reina Valera - revisión de 1995 (Texto).
110 coincidencias en 105 versículos

74.Ef 1,13
 
En él también vosotros, habiendo oído la palabra de verdad, el evangelio de vuestra salvación, y habiendo creído en él, fuisteis sellados con el Espíritu Santo de la promesa,w
75.Ef 3,6
 
que los gentiles son coherederose y miembros del mismo cuerpo, y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús por medio del evangelio,f
76.Ef 3,8
 
A mí, que soy menos que el más pequeño de todos los santos,h me fue dada esta gracia de anunciar entre los gentiles el evangelio de las insondables riquezas de Cristo,
77.Ef 6,15
 
y calzados los pies con el celo por anunciar el evangelio de la paz.ñ
78.Ef 6,19
 
y por mí, a fin de que al abrir mi boca me sea dada palabra para dar a conocer con denuedo el misterios del evangelio,
79.Flp 1,5
 
por vuestra comuniónh en el evangelio desde el primer día hasta ahora,
80.Flp 1,7
 
Y es justo que yo sienta esto de todos vosotros, porque os tengo en el corazón; y en mis prisiones,k y en la defensa y confirmación del evangelio, todos vosotros sois participantes conmigo de la gracia.l
81.Flp 1,12
 
Quiero que sepáis, hermanos, que las cosas que me han sucedido, han contribuido más bien al progreso del evangelio,
82.Flp 1,17
 
pero los otros por amor, sabiendo que estoy puesto para la defensa del evangelio.q
83.Flp 1,27
 
Solamente os ruego que os comportéis como es digno del evangelio de Cristo,y para que, sea que vaya a veros o que esté ausente, oiga de vosotros que estáis firmes en un mismo espíritu, combatiendo unánimes por la fe del evangelio
84.Flp 2,22
 
Pero ya conocéis los méritos de él, que como hijo a padre ha servido conmigo en el evangelio.c
85.Flp 4,3
 
Asimismo te ruego también a ti, compañero fiel,c que ayudes a estasd que combatieron juntamente conmigo en el evangelio, con Clementee también y los demás colaboradores míos, cuyos nombres están en el libro de la vida.f
86.Flp 4,15
 
Y sabéis también vosotros, filipenses, que al principio de la predicación del evangelio, cuando partí de Macedonia,n ninguna iglesia participó conmigo en razón de dar y recibir,ñ sino vosotros únicamente,
87.Col 1,5
 
a causa de la esperanza que os está guardada en los cielos.g De esta esperanza ya habéis oído por la palabra verdadera del evangelio,
88.Col 1,23
 
Pero es necesario que permanezcáis fundados y firmes en la fe, sin moveros de la esperanza del evangelio que habéis oído, el cual se predica en toda la creación que está debajo del cielog y del cual yo, Pablo, fui hecho ministro.
89.1 Ts 1,5
 
pues nuestro evangelio no llegó a vosotros en palabras solamente, sino también en poder, en el Espíritu Santoe y en plena certidumbre.f Bien sabéis cómo nos portamos entre vosotros por amor de vosotros.
90.1 Ts 2,2
 
pues habiendo antes padecido y sido ultrajados en Filipos,b como sabéis, Dios nos dio valor para anunciaros su evangelio en medio de una fuerte oposición.c
91.1 Ts 2,4
 
Al contrario, si hablamos es porque Dios nos aprobó y nos confió el evangelio. No procuramos agradar a los hombres,d sino a Dios, que prueba nuestros corazones,
92.1 Ts 2,8
 
Tan grande es nuestro afecto por vosotros, que hubiéramos querido entregaros no solo el evangelio de Dios, sino también nuestras propias vidas, porque habéis llegado a sernos muy queridos.
93.1 Ts 2,9
 
Os acordáis, hermanos, de nuestro trabajo y fatiga; cómo, trabajando de noche y de día, para no ser gravosos a ninguno de vosotros, os predicamos el evangelio de Dios.g

Resultados: [Inicio] [<< Anterior] Mt(5) Mc(7) Lc(5) Hch(15) Ro(14) 1 Co(8) 2 Co(9) Gl(10) Ef(5) Flp(8) Col(2) 1 Ts(6) 2 Ts(2) 1 Ti(1) 2 Ti(3) Flm(1) 1 P(3) Ap(1) [Siguiente >>]




-ltima actualización del programa: 17/12/2009
visitor stats