Alliance Biblique Universelle

Livres dans DHHn:

Antiguo Testamento
Génesis
Éxodo
Levítico
Números
Deuteronomio
Josué
Jueces
Rut
1 Samuel
2 Samuel
1 Reyes
2 Reyes
1 Crónicas
2 Crónicas
Esdras
Nehemías
Ester
Job
Salmos
Proverbios
Eclesiastés
Cantar de los Cantares
Isaías
Jeremías
Lamentaciones
Ezequiel
Daniel
Oseas
Joel
Amós
Abdías
Jonás
Miqueas
Nahúm
Habacuc
Sofonías
Hageo
Zecarías
Malaquías
Libros Deuterocanónicos
Tobit
Judit
Ester (dc)
1 Macabeos
2 Macabeos
Eclesiástico
Sabiduría
Baruc
Daniel (dc)
Nuevo Testamento
Mateo
Marcos
Lucas
Juan
Hechos
Romanos
1 Corintios
2 Corintios
Gálatas
Efesios
Filipenses
Colosenses
1 Tesalonicenses
2 Tesalonicenses
1 Timoteo
2 Timoteo
Tito
Filemón
Hebreos
Santiago
1 Pedro
2 Pedro
1 Juan
2 Juan
3 Juan
Judas
Apocalipsis


BIBLIJA.net ~ la Bible sur Internet

Recherche d'un Passage     Recherche de Mot
Passage:   

Affichage Compact
Versions:  SEG  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n  BCI  CEV  GNB  WEB  ASV  KJV  L45  RUS  VLC  VUL  RCB  SSP  SSP-Op  SSP-Ref  SSP3  JUB  EKU  CHR  DAL Moins   A propos des versions Aide
Langue

Mateo 1-11

Mateo :1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28

1
a 1.1–2.23 Los caps. 1–2, en su conjunto, quieren mostrar, desde el principio, que Jesús es el Mesías prometido al pueblo de Israel, Hijo de Dios y Salvador, reconocido por los no judíos y rechazado por las autoridades de su propio pueblo.
b 1.1-17 Los judíos, sobre todo después del destierro, daban gran importancia a las listas de antepasados o de descendientes, llamadas también genealogías (cf., por ej., 1 Cr 1–8). De esta manera se pretendía mostrar la pertenencia al pueblo de Israel y a una tribu o a un clan determinados. En el caso de Jesús, se da especial importancia al hecho de ser descendiente del rey David. Cf. Ro 1.3-4.
c 1.1 Descendiente de David y de Abraham: Entre los antepasados de Jesús se menciona aquí a los dos más importantes. A Abraham Dios había hecho promesas de bendición para sus descendientes y para todas las naciones (cf. Gn 12.3; 17.4-9; 22.15-18; Mt 28.19; Gl 3.16). Las promesas hechas a David (2 S 7.16) alimentaban la esperanza mesiánica de Israel (cf. Mt 22.42).
Evangelium secundum Matthæum
1
1 Liber generationis Jesu Christi filii David, filii Abraham.
d 1.3-6 1 Cr 1.34; 2.1-15; cf. también Rt 4.18-22. La esposa de Urías fue Betsabé (2 S 12.24). Solo se mencionan cuatro mujeres (Tamar, Rahab, Rut y Betsabé) entre los antepasados de Jesús. En estos casos aparecen especialmente claras las diversas vicisitudes de la historia humana y también la providencia especial de Dios en la preparación de la venida del Mesías. 6 David autem rex genuit Salomonem ex ea quæ fuit Uriæ.
11 e 1.11 Jeconías: rey de Judá en el año 598 a.C., cuando los primeros israelitas fueron llevados cautivos a Babilonia; llamado también Joaquín (2 R 24.8-16; 2 Cr 36.9-10; Jer 27.19-21; cf. también Jer 22.24). 11 Josias autem genuit Jechoniam, et fratres ejus in transmigratione Babylonis.
12 f 1.7-12 1 Cr 3.10-19. 12 Et post transmigrationem Babylonis : Jechonias genuit Salathiel. Salathiel autem genuit Zorobabel.
17 g 1.17 Catorce generaciones: Mt presenta un esquema ideal y simbólico de tres series de dos veces siete generaciones cada una, aunque de hecho la última solo contiene trece. h 1.17 Mesías: título hebreo, traducido al griego como Cristo (véase Índice temático); ambas palabras significan ungido. 17 Omnes itaque generationes ab Abraham usque ad David, generationes quatuordecim : et a David usque ad transmigrationem Babylonis, generationes quatuordecim : et a transmigratione Babylonis usque ad Christum, generationes quatuordecim.
18 i 1.18 Comprometida para casarse... José: Lc 1.26-27. El compromiso de matrimonio constituía una obligación legal y no podía romperse sin un divorcio formal. j 1.18 Encinta por el poder del Espíritu Santo: Lc 1.35.
18 Christi autem generatio sic erat : cum esset desponsata mater ejus Maria Joseph, antequam convenirent inventa est in utero habens de Spiritu Sancto.
19 k 1.19 Y no quería: otra posible traducción: Pero a la vez no quería. José sabía lo que exigía la ley mosaica (Dt 22.23-24), pero deseaba evitar a María el castigo correspondiente. l 1.19 Denunciar públicamente: o difamar. 19 Joseph autem vir ejus cum esset justus, et nollet eam traducere, voluit occulte dimittere eam.
20 m 1.20 Ángel del Señor: Cf. también 2.13,19. n 1.20 Lc 1.35. 20 Hæc autem eo cogitante, ecce angelus Domini apparuit in somnis ei, dicens : Joseph, fili David, noli timere accipere Mariam conjugem tuam : quod enim in ea natum est, de Spiritu Sancto est.
21 ñ 1.21 Jesús: forma griega (lo mismo que Josué) del hebreo Yeshúa (o Yehoshúa), que significa el Señor ( Yahvé) salva. Cf. Sal 130.8 ; Eclo 46.1-2 ; Lc 1.31; 2.11,21. 21 Pariet autem filium : et vocabis nomen ejus Jesum : ipse enim salvum faciet populum suum a peccatis eorum.
22 o 1.22 Uno de los temas característicos de Mt es el del cumplimiento, en la historia de Jesús, de lo que Dios había anunciado por medio de los profetas. Cf. también Mt 2.15,17,23; 4.14; 8.17; 12.17; 13.14,35; 21.4; 26.54,56; 27.9. 22 Hoc autem totum factum est, ut adimpleretur quod dictum est a Domino per prophetam dicentem :
23 p 1.23 Is 7.14. q 1.23 La profecía estaba dirigida originalmente al rey Acaz (Is 7.14-17), y le anunciaba el nacimiento de un niño como señal de que Judá sería liberado de sus enemigos. El texto hebreo de Is 7.14 habla de la joven, palabra que fue traducida al griego como la virgen. Mateo hace referencia a la virgen que tendrá un hijo, y también al simbolismo del nombre Emanuel: “Dios con nosotros” (cf. también Mt 28.20). 23 Ecce virgo in utero habebit, et pariet filium : et vocabunt nomen ejus Emmanuel, quod est interpretatum Nobiscum Deus.
25 r 1.25 Su hijo: Algunos mss. dicen su hijo primogénito. s 1.25 Lc 2.21. 25 Et non cognoscebat eam donec peperit filium suum primogenitum : et vocavit nomen ejus Jesum.
2
a 2.1 Belén: situado a corta distancia al sur de Jerusalén; pueblo natal del rey David (1 S 16.1). Cf. Lc 2.4-7.
b 2.1 Herodes: llamado el Grande, rey de todo el territorio de Israel dominado por los romanos; gobernó durante los años 37-4 a.C. Fue padre de Arquelao (véase Mt 2.22 n.), de Herodes Antipas (véase Mt 14.1 n.) y de Filipo (cf. Lc 3.1). La referencia a Herodes (cf. también Lc 1.5) permite fijar el nacimiento de Jesús hacia los años 6-5 a.C. El calendario actual, por un error de cálculo, colocó el comienzo de la era cristiana varios años más tarde.
c 2.1 Sabios: lit. magos, término referido aquí a personajes de un país oriental no especificado, que estudiaban los astros y veían en ellos signos del curso de la historia humana. El texto no dice cuántos eran los magos. Estos representan anticipadamente a los pueblos no judíos que reconocerán a Jesús como el Mesías.
2
1 Cum ergo natus esset Jesus in Bethlehem Juda in diebus Herodis regis, ecce magi ab oriente venerunt Jerosolymam,
d 2.2 Su estrella: Puede ser una alusión a la estrella que sale de Jacob (Nm 24.17), que algunos textos judíos antiguos interpretaban como símbolo del Mesías. e 2.2 Vimos en el oriente: otra posible traducción: vimos salir. 2 dicentes : Ubi est qui natus est rex Judæorum ? vidimus enim stellam ejus in oriente, et venimus adorare eum.
f 2.4 Maestros de la ley: expertos conocedores de la ley de Moisés y de las Escrituras hebreas en general; véase Introducción al NT (30). g 2.4 El Mesías: Véase Mt 1.17 nota h. 4 Et congregans omnes principes sacerdotum, et scribas populi, sciscitabatur ab eis ubi Christus nasceretur.
h 2.6 Principales ciudades: o jefes. i 2.6 Guiará: lit. pastoreará: imagen tomada de la vida campesina y usada desde tiempos antiguos. Véase Jn 10.11 n. j 2.6 Miq 5.2.
6 Et tu Bethlehem terra Juda,
nequaquam minima es
in principibus Juda :
ex te enim exiet dux, qui regat populum meum Israël.
k 2.9 Habían visto salir: otra posible traducción: habían visto en el oriente. 9 Qui cum audissent regem, abierunt, et ecce stella, quam viderant in oriente, antecedebat eos, usque dum veniens staret supra, ubi erat puer.
11 l 2.11 Incienso y mirra: sustancias aromáticas finas, principalmente de Arabia. 11 Et intrantes domum, invenerunt puerum cum Maria matre ejus, et procidentes adoraverunt eum : et apertis thesauris suis obtulerunt ei munera, aurum, thus, et myrrham.
15 m 2.15 La cita es de Os 11.1, que se refiere al pueblo de Israel como hijo del Señor (cf. Ex 4.22). Dios había hecho volver de la esclavitud de Egipto a “su hijo” Israel; ahora Jesús, “su Hijo” por excelencia, también había estado exiliado en aquel mismo país. Véase Mt 1.22 n. 15 et erat ibi usque ad obitum Herodis : ut adimpleretur quod dictum est a Domino per prophetam dicentem : Ex Ægypto vocavi filium meum.
16 n 2.16 Dos años: La estrella pudo haber aparecido a los sabios casi dos años antes; cf. v. 7. 16 Tunc Herodes videns quoniam illusus esset a magis, iratus est valde, et mittens occidit omnes pueros, qui erant in Bethlehem, et in omnibus finibus ejus, a bimatu et infra secundum tempus, quod exquisierat a magis.
18 ñ 2.18 Cita de Jer 31.15, que se refiere al cautiverio de los israelitas descendientes de José, hijo de Jacob y Raquel. Véase Mt 1.22 n.
18 Vox in Rama audita est
ploratus, et ululatus multus :
Rachel plorans filios suos,
et noluit consolari, quia non sunt.
20 o 2.20 Cf. Ex 4.19-20. 20 dicens : Surge, et accipe puerum, et matrem ejus, et vade in terram Israël : defuncti sunt enim qui quærebant animam pueri.
22 p 2.22 Arquelao: hijo de Herodes el Grande; después de la muerte de este, gobernó en Judea, Samaria e Idumea del 4 a.C. al 6 d.C. 22 Audiens autem quod Archelaus regnaret in Judæa pro Herode patre suo, timuit illo ire : et admonitus in somnis, secessit in partes Galilææ.
23 q 2.23 Lc 2.39,51; Jn 1.45. En aquel tiempo Nazaret era un pueblo de poca importancia, en las montañas de Galilea. r 2.23 No hay ningún pasaje en el AT que tenga la forma de esta cita; Mateo parece hacer alusión a Jue 13.5,7, que habla del nazareo (o nazireo), o posiblemente a Is 11.1, que habla del retoño (heb. neser). 23 Et veniens habitavit in civitate quæ vocatur Nazareth : ut adimpleretur quod dictum est per prophetas : Quoniam Nazaræus vocabitur.
3
a 3.1 Los cuatro evangelios coinciden en relacionar el comienzo de la actividad de Jesús con la actividad de Juan el Bautista (cf. Mc 1.1-14; Lc 3.1-22; Jn 1.19-36).
b 3.1 El desierto de Judea: región árida y montañosa, poco poblada, al oriente de Jerusalén.
3
1 In diebus autem illis venit Joannes Baptista prædicans in deserto Judææ,
c 3.2 Convertíos a Dios: lit. cambiad vuestra manera de pensar; expresión que invita a un cambio radical de actitud respecto del pecado y a un retorno a Dios; el mismo verbo, que se ha traducido frecuentemente por arrepentirse, puede traducirse como convertirse, cambiar de actitud, abandonar los pecados. d 3.2 Reino de los cielos: Cf. Dn 2.44 y véase Reino de Dios en el Índice temático. Mateo prefiere generalmente la expresión reino de los cielos, mientras que en los otros evangelios se utiliza reino de Dios (cf., por ej., Mc 1.15; Lc 4.43). De acuerdo con la costumbre judía, Mateo evita, con frecuencia, el uso directo del nombre divino. e 3.2 Mt 4.17; Mc 1.15. 2 et dicens : Pœnitentiam agite : appropinquavit enim regnum cælorum.
f 3.3 Cita de Is 40.3, donde el Señor es el nombre divino; Mateo parece aplicarlo directamente a Jesús. 3 Hic est enim, qui dictus est per Isaiam prophetam dicentem :
Vox clamantis in deserto :
Parate viam Domini ;
rectas facite semitas ejus.
g 3.4 Véanse notas sobre Mc 1.6.
4 Ipse autem Joannes habebat vestimentum de pilis camelorum, et zonam pelliceam circa lumbos suos : esca autem ejus erat locustæ, et mel silvestre.
h 3.6 Los judíos celebraban varios ritos de purificación con agua (Lv 15; 16.26-28; 17.15); el bautismo de Juan simbolizaba una purificación no solo ritual sino basada en una verdadera conversión (v. 2; Mc 1.4). Véase Bautismo en el Índice temático. 6 et baptizabantur ab eo in Jordane, confitentes peccata sua.
i 3.7 Fariseos y saduceos: grupos o partidos religiosos judíos; véase Introducción al NT (27-28). j 3.7 Acudían a que los bautizara: lit. acudían al bautismo; también puede significar que simplemente iban a ver cómo bautizaba Juan. k 3.7 ¡Raza de víboras!: Cf. Mt 12.34; 23.33. l 3.7 ¿Quién os ha dicho que vais a libraros...?: otra posible traducción: ¿Quién os advirtió para que escaparais...? m 3.7 Castigo: lit. ira; se refiere al juicio de Dios sobre los que hacen lo malo. 7 Videns autem multos pharisæorum, et sadducæorum, venientes ad baptismum suum, dixit eis : Progenies viperarum, quis demonstravit vobis fugere a ventura ira ?
n 3.9 Descendientes de Abraham: Jn 8.33-39; Ro 2.28-29; 4.12. 9 Et ne velitis dicere intra vos : Patrem habemus Abraham. Dico enim vobis quoniam potens est Deus de lapidibus istis suscitare filios Abrahæ.
10 ñ 3.10 Mt 7.19. 10 Jam enim securis ad radicem arborum posita est. Omnis ergo arbor, quæ non facit fructum bonum, excidetur, et in ignem mittetur.
11 o 3.11 Con agua... con el Espíritu Santo: otra posible traducción: en agua... en el Espíritu Santo. Jn 1.15,26,31-33; Hch 1.5; 2.1-4; 13.24. En cuanto al fuego como símbolo de juicio y de purificación, cf. v. 12, e Is 31.9; 66.15-16; Zac 13.8-9; Mal 3.2. Cf. también el fuego de Pentecostés (Hch 2.3). p 3.11 Llevar a alguien las sandalias era un oficio humilde, propio de un esclavo. 11 Ego quidem baptizo vos in aqua in pœnitentiam : qui autem post me venturus est, fortior me est, cujus non sum dignus calceamenta portare : ipse vos baptizabit in Spiritu Sancto, et igni.
12 q 3.12 Mt 13.42,50; cf. Is 41.16; Jer 15.7. La imagen es la de una era, espacio abierto en el que se extendía el trigo para trillarlo; luego se lanzaba el trigo al aire con un bieldo, pala u horqueta para que el viento se llevara la paja. 12 Cujus ventilabrum in manu sua : et permundabit aream suam : et congregabit triticum suum in horreum, paleas autem comburet igni inextinguibili.
13 r 3.13-17 Cf. también Jn 1.31-34.
13 Tunc venit Jesus a Galilæa in Jordanem ad Joannem, ut baptizaretur ab eo.
15 s 3.15 Todo lo que es justo delante de Dios: lit. toda justicia; en Mt esta palabra se refiere básicamente al cumplimiento de la voluntad de Dios; cf. Mt 5.6,10,20; 6.33; 21.32. 15 Respondens autem Jesus, dixit ei : Sine modo : sic enim decet nos implere omnem justitiam. Tunc dimisit eum.
17 t 3.17 Mi Hijo amado: También puede entenderse como mi único Hijo. A quien he elegido: o a quien he preferido. Cf. Gn 22.2; Sal 2.7; Is 42.1. El Sal 2, en el que se califica como ‘hijo de Dios’ al rey de Israel, fue interpretado por los primeros cristianos como profecía sobre el Mesías en su calidad de Rey (cf. también 2 S 7.14). El pasaje de Is 42 (que hace pensar en Is 52.13–53.12) habla del siervo sufriente del Señor, y también fue considerado por los escritores del NT como referencia al Mesías. Cf. Mt 12.18; 17.5; Mc 9.7; Lc 9.35; 2 P 1.17. 17 Et ecce vox de cælis dicens : Hic est Filius meus dilectus, in quo mihi complacui.
4
a 4.1 La permanencia de Jesús en el desierto durante cuarenta días, sin comer, y las pruebas a que es sometido, recuerdan las experiencias del pueblo de Israel en el desierto, cuando salió de Egipto. Las citas bíblicas de los vv. 4-10 hacen referencia a aquella situación. Israel fracasó en la prueba. Jesús se mantuvo fiel a su misión. Cf. Heb 2.18; 4.15.
4
1 Tunc Jesus ductus est in desertum a Spiritu, ut tentaretur a diabolo.
b 4.2 Cf. Dt 8.2-4. El número cuarenta puede aludir aquí a la historia de Moisés y del pueblo de Israel (Ex 24.18; 34.28; Nm 14.33-34; 32.13; 1 R 19.8, etc.). 2 Et cum jejunasset quadraginta diebus, et quadraginta noctibus, postea esuriit.
c 4.3 Cf. Mt 27.40. En el momento de su bautismo, Jesús había sido declarado Hijo de Dios (Mt 3.17), título aplicado al Mesías. La tradición judía insistía en que con la venida del Mesías se repetirían, y en mayor grado, los milagros de los tiempos de Moisés; el diablo sugiere a Jesús que haga un milagro semejante al del maná (Ex 16; cf. Jn 6.30-31), pero solo para provecho propio. 3 Et accedens tentator dixit ei : Si Filius Dei es, dic ut lapides isti panes fiant.
d 4.4 Dt 8.3 (gr). Tres veces (aquí y en los vs. 7 y 10) Jesús responde co citas tomadas de Dt, libro que relata la experiencia del pueblo de Dios en el desierto. 4 Qui respondens dixit : Scriptum est : Non in solo pane vivit homo, sed in omni verbo, quod procedit de ore Dei.
e 4.5 Jerusalén: la ciudad más sagrada para los judíos, donde estaba el templo (véase Índice temático). 5 Tunc assumpsit eum diabolus in sanctam civitatem, et statuit eum super pinnaculum templi,
f 4.6 Sal 91.11-12, promesa hecha a los que confían en el Señor, no a quienes lo ponen a prueba (v. 7). 6 et dixit ei : Si Filius Dei es, mitte te deorsum. Scriptum est enim : Quia angelis suis mandavit de te, et in manibus tollent te, ne forte offendas ad lapidem pedem tuum.
g 4.7 Dt 6.16. Hacer lo que el diablo indicaba sería poner a Dios a prueba. 7 Ait illi Jesus : Rursum scriptum est : Non tentabis Dominum Deum tuum.
10 h 4.10 Satanás: nombre que significa el acusador o el adversario, y que es aplicado al diablo. i 4.10 Dt 6.13. 10 Tunc dicit ei Jesus : Vade Satana : Scriptum est enim : Dominum Deum tuum adorabis, et illi soli servies.
12 j 4.12 Lc 3.19-20. Herodes Antipas, gobernador de Galilea y Perea, hizo encarcelar a Juan el Bautista. Véase Mt 14.3 n.; cf. también Mc 6.17-18.
12 Cum autem audisset Jesus quod Joannes traditus esset, secessit in Galilæam :
13 k 4.13 Nazaret, “donde se había criado” Jesús (Lc 4.16); véase Mt 2.23 nota q. l 4.13 Jn 2.12. Cafarnaún: Importante centro de comercio, con una población mixta de judíos y paganos. m 4.13 Zabulón y Neftalí: dos de las antiguas tribus de Israel, que colonizaron el norte de Palestina. 13 et, relicta civitate Nazareth, venit, et habitavit in Capharnaum maritima, in finibus Zabulon et Nephthalim :
14 n 4.14 Tema sobresaliente en Mt; véase 1.22 n. 14 ut adimpleretur quod dictum est per Isaiam prophetam :
16 ñ 4.15-16 Cf. Is 9.1-2 (8.23–9.1); los territorios de Zabulón y Neftalí, que habían sufrido en las guerras con Asiria, recibirían nuevamente las bendiciones de Dios. Véase Mt 1.22 n.
16 populus, qui sedebat in tenebris,
vidit lucem magnam :
et sedentibus in regione umbræ mortis,
lux orta est eis.
17 o 4.17 Mt 3.2; 10.7.
17 Exinde cœpit Jesus prædicare, et dicere : Pœnitentiam agite : appropinquavit enim regnum cælorum.
18 p 4.18 Lago de Galilea: Véase Índice temático. q 4.18 Pedro: Véase Mt 16.18 nota m. r 4.18 Red: Se usaban principalmente dos clases: el esparavel o red cónica, que se lanzaba al agua a fuerza de brazos, y la red barredera, que era arrastrada entre dos barcos.
18 Ambulans autem Jesus juxta mare Galilææ, vidit duos fratres, Simonem, qui vocatur Petrus, et Andream fratrem ejus, mittentes rete in mare (erant enim piscatores),
20 s 4.18-20 Cf. Jn 1.35-42. 20 At illi continuo relictis retibus secuti sunt eum.
21 t 4.21 Santiago: (gr. Iakobos) traducido en algunas versiones como Jacobo; ambas formas del nombre en castellano se derivan del hebreo Yaakob, que en el AT se traduce por Jacob. Este nombre tomó en castellano antiguo la forma Iago, y al anteponérsele el título de santo se convirtió en Santiago. 21 Et procedens inde, vidit alios duos fratres, Jacobum Zebedæi, et Joannem fratrem ejus, in navi cum Zebedæo patre eorum, reficientes retia sua : et vocavit eos.
23 u 4.23 Reino: es decir, el reino de Dios. v 4.23 Mt 9.35; Mc 1.39. Cada comunidad judía tenía su sinagoga o casa de reunión e instrucción (véase Índice temático). Durante las reuniones, el dirigente podía invitar a alguno de los presentes a comentar o explicar las Escrituras (cf. Lc 4.16-21; Hch 13.14-15). 23 Et circuibat Jesus totam Galilæam, docens in synagogis eorum, et prædicans Evangelium regni : et sanans omnem languorem, et omnem infirmitatem in populo.
24 w 4.24 Siria: puede referirse en general a toda la provincia romana que incluía a Palestina y otras regiones vecinas (cf. v. 25), o en especial a la región situada al norte de Galilea. 24 Et abiit opinio ejus in totam Syriam, et obtulerunt ei omnes male habentes, variis languoribus, et tormentis comprehensos, et qui dæmonia habebant, et lunaticos, et paralyticos, et curavit eos :
25 x 4.25 Mc 3.7-8. Decápolis: nombre que significa Diez ciudades; era una confederación compuesta originalmente de diez poblaciones grecorromanas, nueve de las cuales estaban al este del río Jordán. 25 et secutæ sunt eum turbæ multæ de Galilæa, et Decapoli, et de Jerosolymis, et de Judæa, et de trans Jordanem.
5
a 5.1–7.29 Primer discurso de Jesús; véanse Introducción y Mt 7.28 n. Tiene su paralelo en Lc 6.20-49, que es mucho más corto. Mateo agrupa y sintetiza varias de las enseñanzas de Jesús; véanse los pasajes paralelos citados en estos caps.
b 5.1 Se sentó: actitud acostumbrada de los rabinos o maestros religiosos cuando enseñaban. La ubicación en lo alto de un monte trae a la memoria la promulgación de la ley de Moisés en el monte Sinaí (Ex 19.10–20.20).
5
1 Videns autem Jesus turbas, ascendit in montem, et cum sedisset, accesserunt ad eum discipuli ejus,
c 5.3-12 Estos vs. emplean una forma literaria llamada “bienaventuranza”, frecuente en los Salmos y otros libros del AT (Sal 1.1 n.; cf. Sal 32.1-2; Pr 8.32,34; Is 56.2). Empiezan con La palabra dichoso (o feliz), tradicionalmente traducida por bienaventurado. Varias de las bienaventuranzas en este pasaje son paradojas: es decir, afirmaciones que parecen contradecir el sentido común, pero que expresan los verdaderos valores del reino de Dios. Además de Lc 6.20-23, nótense también las bienaventuranzas en Mt 11.6; Lc 11.28; 12.37; Jn 20.29; Ro 4.7-8; 14.22, y siete de ellas en el Apocalipsis (Ap 1.3 nota f). d 5.3 Los que reconocen su pobreza espiritual, y no ponen su confianza en los bienes materiales, sino en Dios. Cf. Sal 22.24; 69.32-33; Is 29.19; 61.1-2; Mt 11.5; Lc 4.18; Stg 2.5. e 5.3 Suyo es el reino de los cielos: Véase Mt 3.2 nota d. La palabra castellana reino, como la palabra griega, puede referirse tanto al territorio gobernado por un rey como a la acción misma de gobernar; en el NT se usa principalmente con este segundo significado, así que la frase quiere decir que ellos son los que se beneficiarán del reinado de Dios. Véase Reino de Dios en el Índice temático. 3 Beati pauperes spiritu : quoniam ipsorum est regnum cælorum.
f 5.4 Los que sufren: o los que lloran; cf. Sal 126.5-6; Is 57.18; 61.2-3. g 5.4 Aquí y en el v. 6, las expresiones en forma pasiva ( serán consolados, serán satisfechos) sugieren que será Dios quien realice esas acciones. Véase Mt 7.1 nota b. h 5.4-5 Algunos mss. griegos invierten el orden de los vs. 4 y 5. 4 Beati mites : quoniam ipsi possidebunt terram.
i 5.5 Sal 37.11. En el salmo 37 se repite varias veces (vs. 3,9,11,22,29) la idea de que lo prometido por Dios (concretamente, para los israelitas, la tierra de Canaán) se ha de recibir con humilde obediencia y confianza (cf. Dt 7.7-8; 8.11-20). 5 Beati qui lugent : quoniam ipsi consolabuntur.
j 5.6 Las imágenes del hambre y la sed se usan en sentido espiritual en Is 55.1-2; Am 8.11 ; Eclo 24.19-21 . k 5.6 De justicia: Véase Mt 3.15 n. l 5.6 Cf. Pr 21.21. 6 Beati qui esuriunt et sitiunt justitiam : quoniam ipsi saturabuntur.
m 5.8 Los de corazón limpio: es decir, los que son sinceros y sin malicia en su actitud para con Dios y con el prójimo. Cf. Sal 24.3-4. 8 Beati mundo corde : quoniam ipsi Deum videbunt.
n 5.9 Sal 34.14; Pr 12.20. 9 Beati pacifici : quoniam filii Dei vocabuntur.
10 ñ 5.10 Cf. 1 P 3.14. Por hacer lo que es justo: Véase Mt 3.15 n. 10 Beati qui persecutionem patiuntur propter justitiam : quoniam ipsorum est regnum cælorum.
11 o 5.11 Cf. 1 P 4.14. 11 Beati estis cum maledixerint vobis, et persecuti vos fuerint, et dixerint omne malum adversum vos mentientes, propter me :
12 p 5.12 Recompensa: La idea de recompensa o premio aparece varias veces en Mt (cf. 5.46; 6.1; 10.42). q 5.12 2 Cr 36.16; Hch 7.52. 12 gaudete, et exsultate, quoniam merces vestra copiosa est in cælis. Sic enim persecuti sunt prophetas, qui fuerunt ante vos.
13 r 5.13 Mc 9.50; Lc 14.34-35. Este dicho supone el gran aprecio que se tenía por la sal (cf. Eclo 39.26-27) , pues además de servir para dar sabor (cf. Job 6.6) y conservar los alimentos (cf. Bar 6.27) , se usaba en diversas ceremonias religiosas (cf. Lv 2.13; Nm 18.19). Cuando no era pura, caso frecuente entonces, podía perder su sabor.
13 Vos estis sal terræ. Quod si sal evanuerit, in quo salietur ? ad nihilum valet ultra, nisi ut mittatur foras, et conculcetur ab hominibus.
14 s 5.14 Jn 8.12; 9.5; Flp 2.15. Según Is 49.6, Israel es “luz de las naciones”. 14 Vos estis lux mundi. Non potest civitas abscondi supra montem posita,
15 t 5.15 Lámpara: de las que ardían con aceite de oliva. u 5.15 Vasija: lit. medida, recipiente usado para medir cereales. v 5.15 La casa: Las casas de la gente humilde, que generalmente tenían solo una pieza, podían iluminarse con una sola lámpara. w 5.15 Mc 4.21; Lc 8.16; 11.33. 15 neque accendunt lucernam, et ponunt eam sub modio, sed super candelabrum, ut luceat omnibus qui in domo sunt.
16 x 5.16 Cf. 1 P 2.12. 16 Sic luceat lux vestra coram hominibus : ut videant opera vestra bona, et glorificent Patrem vestrum, qui in cælis est.
17 y 5.17 La ley... los profetas: modo de referirse a todas las Escrituras del pueblo de Israel, que nosotros llamamos Antiguo Testamento. Véase Introducción al NT (2-4). z 5.17 Cf. Ro 3.31.
17 Nolite putare quoniam veni solvere legem aut prophetas : non veni solvere, sed adimplere.
18 a 5.18 Lc 16.17; 21.33. Ni un punto ni una coma: lit. ni una iota ni un pequeño trazo. Alusión a la letra más pequeña y a los trazos que distinguían unas letras de otras en la escritura antigua. La expresión indica aquí las partes más pequeñas o insignificantes de la ley. 18 Amen quippe dico vobis, donec transeat cælum et terra, jota unum aut unus apex non præteribit a lege, donec omnia fiant.
19 b 5.19 El que quebrante: lit. el que desate o afloje; también puede entenderse como el que declare no obligatorio. 19 Qui ergo solverit unum de mandatis istis minimis, et docuerit sic homines, minimus vocabitur in regno cælorum : qui autem fecerit et docuerit, hic magnus vocabitur in regno cælorum.
20 c 5.20 Fariseos: eran en realidad los más cuidadosos en el cumplimiento de la ley. Véase Introducción al NT (27). d 5.20 Hacer lo que es justo delante de Dios: Véase Mt 3.15 n. 20 Dico enim vobis, quia nisi abundaverit justitia vestra plus quam scribarum et pharisæorum, non intrabitis in regnum cælorum.
21 e 5.21-26 En 5.21-48 se presentan seis contrastes, casi en la misma forma, sobre el tema introducido en 5.20. f 5.21 Ex 20.13; Dt 5.17.
21 Audistis quia dictum est antiquis : Non occides : qui autem occiderit, reus erit judicio.
22 g 5.22 Algunos mss. añaden sin causa. h 5.22 Que insulte: o que llame estúpido. i 5.22 Junta Suprema: el Sanedrín, o tribunal supremo de los judíos; véase Índice temático. j 5.22 Que injurie gravemente: o que llame idiota, con la idea de renegado o impío. Esta expresión y la anterior son insultos graves. k 5.22 Infierno: Aquí significa lugar de castigo; véase Mc 9.43 nota u. l 5.22 Cf. 1 Jn 3.15. 22 Ego autem dico vobis : quia omnis qui irascitur fratri suo, reus erit judicio. Qui autem dixerit fratri suo, raca : reus erit concilio. Qui autem dixerit, fatue : reus erit gehennæ ignis.
26 m 5.26 Céntimo: lit. cuadrante, la moneda de menos valor en el sistema romano. n 5.25-26 Lc 12.58-59. 26 Amen dico tibi, non exies inde, donec reddas novissimum quadrantem.
27 ñ 5.27 Ex 20.14; Dt 5.18.
27 Audistis quia dictum est antiquis : Non mœchaberis.
30 o 5.29-30 Mt 18.8-9; Mc 9.43-47. Exageración intencional para expresar la necesidad de sacrificar algo valioso cuando retenerlo es ocasión de pecado. 30 Et si dextra manus tua scandalizat te, abscide eam, et projice abs te : expedit enim tibi ut pereat unum membrorum tuorum, quam totum corpus tuum eat in gehennam.
31 p 5.31-32 Cf. también 1 Co 7.10-11. q 5.31 Dt 24.1-4; cf. Mt 19.7; Mc 10.4. 31 Dictum est autem : Quicumque dimiserit uxorem suam, det ei libellum repudii.
32 r 5.32 Inmoralidad sexual: lit. prostitución. Probablemente esta palabra designa, tanto aquí como en Mt 19.9 y en Hch 15.20,29; 21.25, el caso de los matrimonios prohibidos por la ley (cf. Lv 18.6-18; Nm 25.1). También ha sido interpretada como equivalente a adulterio. Véase Hch 15.20 n. 32 Ego autem dico vobis : quia omnis qui dimiserit uxorem suam, excepta fornicationis causa, facit eam mœchari : et qui dimissam duxerit, adulterat.
33 s 5.33 Cf. Lv 19.12; Nm 30.2; Dt 23.21.
33 Iterum audistis quia dictum est antiquis : Non perjurabis : reddes autem Domino juramenta tua.
35 t 5.34-35 Mt 23.16-22; cf. Is 66.1 ; Eclo 23.9 ; Stg 5.12. Algunos enseñaban que ciertos juramentos obligaban más que otros, por lo que, para evitar mayores responsabilidades, juraban por cosas menores. Jesús enseña que toda persona debe ser siempre tan fiel a su propia palabra, que no tenga necesidad de jurar. u 5.35 Sal 48.2. El gran Rey: Dios. 35 neque per terram, quia scabellum est pedum ejus : neque per Jerosolymam, quia civitas est magni regis :
37 v 5.37 Es malo: otra posible traducción: es del maligno, esto es, del diablo. w 5.37 Cf. Stg 5.12. 37 Sit autem sermo vester, est, est : non, non : quod autem his abundantius est, a malo est.
38 x 5.38 Ex 21.24; Lv 24.20; Dt 19.21. Esta “ley del talión” (Ex 21.23-25), que de hecho limitaba el castigo a una pena correspondiente a la ofensa, había servido al principio para frenar las contiendas causadas por venganzas sangrientas.
38 Audistis quia dictum est : Oculum pro oculo, et dentem pro dente.
39 y 5.39 Lm 3.30. Una bofetada en la mejilla derecha se consideraba un insulto especialmente grave. 39 Ego autem dico vobis, non resistere malo : sed si quis te percusserit in dexteram maxillam tuam, præbe illi et alteram :
40 z 5.40 Túnica: especie de camisa larga; la capa se llevaba encima de ella. 40 et ei, qui vult tecum judicio contendere, et tunicam tuam tollere, dimitte ei et pallium :
41 a 5.41 Los soldados romanos que ocupaban el país podían obligar a cualquier transeúnte a llevarles su carga hasta por una milla (aproximadamente 1.5 km.). 41 et quicumque te angariaverit mille passus, vade cum illo et alia duo.
42 b 5.42 Cf. Lc 6.34-35 ; cf. también Eclo 4.4; 29.1-2 . 42 Qui petit a te, da ei : et volenti mutuari a te, ne avertaris.
43 c 5.43 Cf. Lv 19.18. El amor al prójimo se extendía a los miembros del pueblo de Israel y, según Dt 10.18-19, también a los extranjeros residentes entre los israelitas. El odiar al enemigo no lo ordenaba la ley, pero podía verse recomendado en textos como Sal 139.21-22 y otros.
43 Audistis quia dictum est : Diliges proximum tuum, et odio habebis inimicum tuum.
44 d 5.44 Ex 23.4-5; Pr 25.21; Ro 12.14-20; 13.8-10. 44 Ego autem dico vobis : diligite inimicos vestros, benefacite his qui oderunt vos, et orate pro persequentibus et calumniantibus vos :
45 e 5.45 Seréis hijos: Cf. Eclo 4.10. Véase Jn 8.44 nota w. 45 ut sitis filii Patris vestri, qui in cælis est : qui solem suum oriri facit super bonos et malos : et pluit super justos et injustos.
46 f 5.46 Los que cobran impuestos para Roma (en otras versiones publicanos): Se trataba, generalmente, de judíos contratados por el gobierno romano como recaudadores de impuestos. Eran odiados por los demás judíos, quienes los consideraban traidores. Véase Cobradores de impuestos en el Índice temático. 46 Si enim diligitis eos qui vos diligunt, quam mercedem habebitis ? nonne et publicani hoc faciunt ?
48 g 5.48 Lv 11.44-45; 19.2; Dt 18.13. Con esta exhortación a ser perfectos como el Padre celestial se resume toda la enseñanza dada en 5.17-48. En Lc 6.36 la exhortación es a ser compasivos como Dios es compasivo. 48 Estote ergo vos perfecti, sicut et Pater vester cælestis perfectus est.
6
a 6.1-18 Las secciones correspondientes a 6.1-18 se refieren a las tres principales prácticas de la piedad judía de entonces: la ayuda a los necesitados, la oración y el ayuno (además de lo ordenado expresamente en la ley). En estos vs. se establece un contraste entre hacer estos actos piadosos para ser vistos por los demás (vs. 1,2,5,16,18) y hacerlos para que Dios los vea (vs. 4,6,18).
b 6.1 Cf. Mt 23.5.
6
1 Attendite ne justitiam vestram faciatis coram hominibus, ut videamini ab eis : alioquin mercedem non habebitis apud Patrem vestrum qui in cælis est.
c 6.3 No se lo cuentes ni siquiera a tu más íntimo amigo: lit. que tu mano izquierda no sepa lo que hace la derecha. 3 Te autem faciente eleemosynam, nesciat sinistra tua quid faciat dextera tua :
d 6.5 De pie: en tiempos bíblicos, postura usual para orar. e 6.5 Mt 23.5; Lc 18.10-14.
5 Et cum oratis, non eritis sicut hypocritæ qui amant in synagogis et in angulis platearum stantes orare, ut videantur ab hominibus : amen dico vobis, receperunt mercedem suam.
f 6.6 Recompensa: Véase Mt 5.12 nota p. 6 Tu autem cum oraveris, intra in cubiculum tuum, et clauso ostio, ora Patrem tuum in abscondito : et Pater tuus, qui videt in abscondito, reddet tibi.
g 6.7 Cf. 1 R 18.25-29 ; Eclo 7.14 . 7 Orantes autem, nolite multum loqui, sicut ethnici, putant enim quod in multiloquio suo exaudiantur.
h 6.8 Cf. v. 32; Lc 12.30. 8 Nolite ergo assimilari eis : scit enim Pater vester, quid opus sit vobis, antequam petatis eum.
i 6.9-13 Orar así: Esta oración sigue modelos de oraciones del AT y del judaísmo. Consta de una invocación inicial y de siete peticiones. Las tres primeras se refieren a Dios ( tu nombre, tu reino, tu voluntad), las otras cuatro a los hombres en forma comunitaria ( nosotros). Cf. Lc 11.2-4. j 6.9 Padre nuestro: Cf. Is 63.16; 64.8. Son pocas las veces que el AT se refiere a Dios como Padre; Jesús recoge este concepto y lo hace parte esencial de la fe del NT. Véase Lc 11.2 nota c. k 6.9 Santificado sea: otra posible traducción: santifica (véase Mt 5.4 nota g). Nombre: Véase Índice temático. Se pide que Dios mismo manifieste su santidad y poder entre los hombres, de manera que todos lo reconozcan como Dios (cf. Ez 36.22-23; nótese también Jn 12.28). 9 Sic ergo vos orabitis :
Pater noster, qui es in cælis,
sanctificetur nomen tuum.
10 l 6.10 Hágase... en el cielo: otra posible traducción: Realiza tu voluntad (o tus designios), en la tierra y en el cielo (esto es, en todo el universo); véase 6.9 nota k.
10 Adveniat regnum tuum ;
fiat voluntas tua, sicut in cælo et in terra.
11 m 6.11 Que necesitamos: traducción de una palabra que puede significar de cada día, o para el día de hoy, o para el día de mañana. Cf. Ex 16.4; Pr 30.8-9; nótese también el tema del pan en Jn 6.32-35.
11 Panem nostrum supersubstantialem da nobis hodie,
12 n 6.12 Nuestras ofensas: lit. nuestras deudas; expresión usada comúnmente en la cultura hebrea, con el significado de culpas o pecados cometidos (cf. Mt 18.23-25).
12 et dimitte nobis debita nostra,
sicut et nos dimittimus debitoribus nostris.
13 ñ 6.13 No nos expongas a la tentación: Se pide a Dios que nos libre de toda tentación que ponga en peligro nuestra fidelidad a él. Cf. Mt 26.41; 1 Co 10.13. En Mt 4.1-11; 16.1 se mencionan otras formas de tentación o prueba. Véase también Stg 1.12-14 n. o 6.13 Del maligno: esto es, del diablo; otra posible traducción: Del mal (Mt 5.37 nota v). Algunos mss. añaden Porque tuyo es el reino y el poder y la gloria para siempre. Amén. Esta es una doxología o alabanza que parece haber sido agregada como fórmula litúrgica por la iglesia durante los primeros siglos, modelada sobre oraciones como la de David en 1 Cr 29.10-13.
13 Et ne nos inducas in tentationem,
sed libera nos a malo. Amen.
15 p 6.14-15 Mt 18.35; Mc 11.25; Ef 4.32; Col 3.13 ; cf. Eclo 28.2-5 . 15 Si autem non dimiseritis hominibus : nec Pater vester dimittet vobis peccata vestra.
16 q 6.16 La práctica del ayuno, o sea el abstenerse de alimentos por motivos religiosos, data de los tiempos del AT; cf. 2 Cr 20.3; Jl 2.12-15.
16 Cum autem jejunatis, nolite fieri sicut hypocritæ, tristes. Exterminant enim facies suas, ut appareant hominibus jejunantes. Amen dico vobis, quia receperunt mercedem suam.
19 r 6.19-21 Esta sección y las que siguen (vs. 22-34) tratan de la actitud que debe tomarse ante el uso de los bienes de este mundo.
19 Nolite thesaurizare vobis thesauros in terra : ubi ærugo, et tinea demolitur : et ubi fures effodiunt, et furantur.
20 s 6.19-20 Cf. Tb 4.8-9; Eclo 29.11; cf. Stg 5.2-3. Entran: lit. perforan; muchas casas estaban hechas de barro y palos, de modo que los ladrones podían perforar fácilmente las paredes. 20 Thesaurizate autem vobis thesauros in cælo, ubi neque ærugo, neque tinea demolitur, et ubi fures non effodiunt, nec furantur.
23 t 6.22-23 Cuerpo: es decir, persona. El ojo malo se usaba como imagen de la envidia o la avaricia (así en el texto hebreo de Dt 15.9; Pr 23.6; 28.22, y en el griego de Mt 20.15; Mc 7.22). El ojo bueno (v. 22), por tanto, puede representar aquí a la persona generosa, en relación con el tema global de los vs. 19-34 (véase 6.19-21 n.). Algunos, sin embargo, interpretan el contraste entre el ojo sano y el enfermo (6.22-23) como imagen de la diferente capacidad para recibir la iluminación del evangelio (cf. Lc 11.34). 23 Si autem oculus tuus fuerit nequam, totum corpus tuum tenebrosum erit. Si ergo lumen, quod in te est, tenebræ sunt : ipsæ tenebræ quantæ erunt ?
24 u 6.24 Dinero: gr. mamonas, palabra tomada del arameo, que significa “riquezas”. 24 Nemo potest duobus dominis servire : aut enim unum odio habebit, et alterum diliget : aut unum sustinebit, et alterum contemnet. Non potestis Deo servire et mammonæ.
26 v 6.26 Mt 10.31; Lc 12.7. 26 Respicite volatilia cæli, quoniam non serunt, neque metunt, neque congregant in horrea : et Pater vester cælestis pascit illa. Nonne vos magis pluris estis illis ?
27 w 6.27 ¿Cómo... hora?: otra posible traducción: ¿cómo puede añadir medio metro a su estatura? 27 Quis autem vestrum cogitans potest adjicere ad staturam suam cubitum unum ?
28 x 6.28 La expresión lirios del campo puede designar diversas plantas, especialmente las de flores con colores vistosos. 28 Et de vestimento quid solliciti estis ? Considerate lilia agri quomodo crescunt : non laborant, neque nent.
29 y 6.29 1 R 10.4-7,23. Salomón tenía fama entre los judíos de haber sido el rey más rico y de mayor esplendor de todos los tiempos. 29 Dico autem vobis, quoniam nec Salomon in omni gloria sua coopertus est sicut unum ex istis.
33 z 6.33 Lo que es justo delante de Dios: Véase Mt 3.15 n. a 6.33 Sal 37.4. 33 Quærite ergo primum regnum Dei, et justitiam ejus : et hæc omnia adjicientur vobis.
7
a 7.1 No juzguéis: Se prohíbe, no el ejercicio del debido juicio en casos necesarios (v. 6; Mt 18.15-17; Jn 7.24; 1 Co 6.1-5), sino la crítica indebida que no toma en cuenta las debilidades de uno mismo (vs. 3-5).
b 7.1 Para que Dios no os juzgue a vosotros: lit. para que vosotros no seáis juzgados; voz pasiva usada para referirse a la acción de Dios, aquí y en los vs. 2, 7 y otros. Véase Mt 5.4 nota g.
7
1 Nolite judicare, ut non judicemini.
c 7.2 Mc 4.24. 2 In quo enim judicio judicaveritis, judicabimini : et in qua mensura mensi fueritis, remetietur vobis.
d 7.3 Exageración intencional; véase Mt 5.29-30 n. 3 Quid autem vides festucam in oculo fratris tui, et trabem in oculo tuo non vides ?
e 7.6 Tanto los perros como los cerdos eran considerados por los judíos como animales impuros y, por tanto, despreciables. 6 Nolite dare sanctum canibus : neque mittatis margaritas vestras ante porcos, ne forte conculcent eas pedibus suis, et conversi dirumpant vos.
f 7.7 Dios os dará: Véase 7.1 nota b. El verbo griego es pasivo; el sujeto activo (Dios) se aclara en el v. 11 ( vuestro Padre).
7 Petite, et dabitur vobis : quærite, et invenietis : pulsate, et aperietur vobis.
g 7.7-8 Cf. Dt 4.29; 2 Cr 15.1-15; Jer 29.13. 8 Omnis enim qui petit, accipit : et qui quærit, invenit : et pulsanti aperietur.
11 h 7.7-11 Cf. Jn 14.13-14; 15.7,16; 16.23-24; 1 Jn 3.21-22; 5.14-15. 11 Si ergo vos, cum sitis mali, nostis bona data dare filiis vestris : quanto magis Pater vester, qui in cælis est, dabit bona petentibus se ?
12 i 7.12 Lc 6.31 ; cf. Tb 4.15 . Esta clásica “regla de oro” ya se conocía entre los judíos y otros pueblos de la antigüedad, incluso como resumen de la ley; era citada de manera proverbial sobre todo en su forma negativa, es decir, “no hagáis con otros lo que no queráis que ellos hagan con vosotros”. Jesús la proclama en forma positiva, como principio de acción.
12 Omnia ergo quæcumque vultis ut faciant vobis homines, et vos facite illis. Hæc est enim lex, et prophetæ.
14 j 7.13-14 Sal 1.6; Pr 4.18-19; Jer 21.8; Jn 10.1-2,7; 14.6. 14 Quam angusta porta, et arcta via est, quæ ducit ad vitam : et pauci sunt qui inveniunt eam !
15 k 7.15 Ez 22.27; Jn 10.8.
15 Attendite a falsis prophetis, qui veniunt ad vos in vestimentis ovium, intrinsecus autem sunt lupi rapaces :
16 l 7.16 Cf. Stg 3.12. 16 a fructibus eorum cognoscetis eos. Numquid colligunt de spinis uvas, aut de tribulis ficus ?
19 m 7.19 Mt 3.10; Lc 3.9; 13.6-9; Jn 15.6. 19 Omnis arbor, quæ non facit fructum bonum, excidetur, et in ignem mittetur.
20 n 7.20 Mt 12.33,35 ; cf. Eclo 27.6 . 20 Igitur ex fructibus eorum cognoscetis eos.
21 ñ 7.21 Lc 6.46.
21 Non omnis qui dicit mihi, Domine, Domine, intrabit in regnum cælorum : sed qui facit voluntatem Patris mei, qui in cælis est, ipse intrabit in regnum cælorum.
22 o 7.22 Aquel día: el día del juicio. 22 Multi dicent mihi in illa die : Domine, Domine, nonne in nomine tuo prophetavimus, et in nomine tuo dæmonia ejecimus, et in nomine tuo virtutes multas fecimus ?
23 p 7.23 Nunca os conocí: Esta expresión equivale a vosotros no sois míos (cf. 1 Co 8.3; 2 Ti 2.19). q 7.23 Sal 6.8. 23 Et tunc confitebor illis : Quia numquam novi vos : discedite a me, qui operamini iniquitatem.
28 r 7.28 Cuando Jesús acabó de hablar: Esta frase, u otra similar, marca el fin de cada uno de los cinco discursos principales de Jesús registrados en Mt; véase Introducción. 28 Et factum est : cum consummasset Jesus verba hæc, admirabantur turbæ super doctrina ejus.
29 s 7.28-29 Lc 4.32. La autoridad de Jesús viene directamente de Dios; cf. Mt 28.18, y véase Mc 1.22 n. 29 Erat enim docens eos sicut potestatem habens, et non sicut scribæ eorum, et pharisæi.
8
a 8.1–9.38 Esta sección narrativa, colocada entre dos sermones, contiene diez milagros de Jesús y otros relatos, y muestra un aspecto importante de la actividad de Jesús, además de la enseñanza: sus hechos. Véase Introducción.
8
1 Cum autem descendisset de monte, secutæ sunt eum turbæ multæ :
b 8.2-3 Lepra: enfermedad repugnante de la piel; la persona enferma era considerada ritualmente impura y, por tanto, sanarla significaba también dejarla ritualmente limpia. A cualquiera que tocaba a un leproso se le consideraba impuro (cf. Lv 5.3); sin embargo, Jesús lo tocó con la mano para sanarlo. 3 Et extendens Jesus manum, tetigit eum, dicens : Volo : mundare. Et confestim mundata est lepra ejus.
c 8.4 Cf. Mt 9.30; 12.16. No se lo digas a nadie: Sobre la prohibición de hablar abiertamente de los milagros de Jesús, véase Mc 1.34 nota i. d 8.4 La ofrenda ordenada por Moisés: Se refiere a la purificación ritual (Lv 14.1-32). 4 Et ait illi Jesus : Vide, nemini dixeris : sed vade, ostende te sacerdoti, et offer munus, quod præcepit Moyses, in testimonium illis.
e 8.5-13 Uno de los pocos casos en los evangelios en que una persona no judía acude a Jesús. Cf. también Mt 15.21-28. El relato presenta muchas semejanzas con Jn 4.46-53. f 8.5 Centurión romao: (lit. jefe de cien); oficial militar que, probablemente, tenía a su cargo el cuartel local de las tropas romanas que ocupaban el país.
5 Cum autem introisset Capharnaum, accessit ad eum centurio, rogans eum,
g 8.7 Iré a sanarlo: otra posible traducción: ¿He de ir yo a sanarlo? 7 Et ait illi Jesus : Ego veniam, et curabo eum.
11 h 8.11 Cf. Sal 107.2-3. i 8.11 Lc 13.29. La salvación futura se representa aquí por la imagen de un banquete (cf. Is 25.6; Lc 14.15; Ap 19.9). 11 Dico autem vobis, quod multi ab oriente et occidente venient, et recumbent cum Abraham, et Isaac, et Jacob in regno cælorum :
12 j 8.12 Llorarán y les rechinarán los dientes: expresión que significa vendrán el llanto y la desesperación, y que aparece también en Mt 13.42,50; 22.13; 24.51; 25.30; Lc 13.28. 12 filii autem regni ejicientur in tenebras exteriores : ibi erit fletus et stridor dentium.
17 k 8.17 Is 53.4. Véase Mt 1.22 n. 17 ut adimpleretur quod dictum est per Isaiam prophetam, dicentem :
Ipse infirmitates nostras accepit :
et ægrotationes nostras portavit.
18 l 8.18 A la otra orilla: a la orilla oriental.
18 Videns autem Jesus turbas multas circum se, jussit ire trans fretum.
20 m 8.20 Zorras: Véase Lc 13.32 n. n 8.20 Hijo del hombre: el título que Jesús usaba con más frecuencia para referirse a sí mismo (véase Índice temático). 20 Et dicit ei Jesus : Vulpes foveas habent, et volucres cæli nidos ; Filius autem hominis non habet ubi caput reclinet.
21 ñ 8.21 Cf. Gn 50.5 ; Tb 4.3-4 . 21 Alius autem de discipulis ejus ait illi : Domine, permitte me primum ire, et sepelire patrem meum.
22 o 8.22 Deja que los muertos entierren a sus muertos: Posiblemente, expresión proverbial que hace un juego de palabras con los sentidos literal y figurado de la palabra muertos. El texto indica que seguir a Jesús es obligación aún más importante que los deberes familiares y sociales. Cf. Mt 10.37; Lc 14.26. 22 Jesus autem ait illi : Sequere me, et dimitte mortuos sepelire mortuos suos.
27 p 8.26-27 Cf. Sal 107.29. 27 Porro homines mirati sunt, dicentes : Qualis est hic, quia venti et mare obediunt ei ?
28 q 8.28 A la otra orilla: la orilla oriental. r 8.28 Gadara: Algunos mss. dicen Gergesa; otros dicen Gerasa (cf. Mc 5.1; Lc 8.26). La región pertenecía a la Decápolis (Mt 4.25 n.), donde una buena parte de la población no era judía. s 8.28 Dos endemoniados: En varios relatos Mt menciona dos participantes, cuando Mc y Lc hablan de uno solo (cf. 20.29-34; 21.1-11; cf. también 9.27-31, sin paralelo en los otros sinópticos). t 8.28 Entre las tumbas: Véase Mc 5.2-3 n.
28 Et cum venisset trans fretum in regionem Gerasenorum, occurrerunt ei duo habentes dæmonia, de monumentis exeuntes, sævi nimis, ita ut nemo posset transire per viam illam.
29 u 8.29 Antes de tiempo: es decir, antes del día del juicio. 29 Et ecce clamaverunt, dicentes : Quid nobis et tibi, Jesu fili Dei ? Venisti huc ante tempus torquere nos ?
31 v 8.31 Puesto que los habitantes de aquella región no eran judíos, los cerdos no eran para ellos animales impuros como sí lo eran para los judíos (cf. Lv 11.7). 31 Dæmones autem rogabant eum, dicentes : Si ejicis nos hinc, mitte nos in gregem porcorum.
9
a 9.1 Su propio pueblo: Cafarnaún (Mc 2.1), en la orilla noroeste del lago. Jesús parece haber establecido allí su domicilio durante cierto tiempo (cf. Mt 4.13).
9
1 Et ascendens in naviculam, transfretavit, et venit in civitatem suam.
b 9.2 Tus pecados quedan perdonados: Lc 7.48; véase Mc 2.5 n. 2 Et ecce offerebant ei paralyticum jacentem in lecto. Et videns Jesus fidem illorum, dixit paralytico : Confide fili, remittuntur tibi peccata tua.
c 9.3 “Lo que este... ofensa contra Dios.”: Según Mc 2.7, opinaban así porque Jesús declaraba perdonados los pecados, cosa que solo le corresponde a Dios. 3 Et ecce quidam de scribis dixerunt intra se : Hic blasphemat.
d 9.6-8 Como se creía que la enfermedad era causada por el pecado, la gente vio en la curación una prueba de que Jesús tenía autoridad divina, incluso para perdonar pecados. 8 Videntes autem turbæ timuerunt, et glorificaverunt Deum, qui dedit potestatem talem hominibus.
e 9.9 Mateo: Véase Mc 2.14 n.
9 Et, cum transiret inde Jesus, vidit hominem sedentem in telonio, Matthæum nomine. Et ait illi : Sequere me. Et surgens, secutus est eum.
10 f 9.10 En la casa: Puede entenderse como la de Mateo, o la de Jesús mismo (véase 9.1 n.). g 9.10 Cobradores de impuestos: Véanse Mt 5.46 n. y Cobradores de impuestos en el Índice temático. h 9.10 Gente de mala fama: lit. pecadores. Los fariseos llamaban pecadores (v. 11) a los que no interpretaban la ley como ellos o ejercían profesiones poco honrosas. Comer con ellos era un gesto de amistad y aceptación. Cf. Lc 15.1-2. 10 Et factum est, discumbente eo in domo, ecce multi publicani et peccatores venientes, discumbebant cum Jesu, et discipulis ejus.
13 i 9.13 Os 6.6, citado también en Mt 12.7. Oseas había insistido en que los actos de compasión y bondad son más importantes que ofrecer sacrificios en el templo; cf. también Mt 5.23-24. j 9.13 Justos: Véase Lc 15.7 nota g. 13 Euntes autem discite quid est : Misericordiam volo, et non sacrificium. Non enim veni vocare justos, sed peccatores.
14 k 9.14 Los seguidores de Juan el Bautista formaban un movimiento religioso que se mantuvo activo aun después del tiempo de Jesús (cf. Hch 19.1-6). l 9.14 Respecto al ayuno, véase Mt 6.16 n. 14 Tunc accesserunt ad eum discipuli Joannis, dicentes : Quare nos, et pharisæi, jejunamus frequenter : discipuli autem tui non jejunant ?
15 m 9.15 Los invitados a una boda: lit. los hijos del salón de bodas, expresión semítica. n 9.15 Jesús alude figuradamente a su propia muerte. 15 Et ait illis Jesus : Numquid possunt filii sponsi lugere, quamdiu cum illis est sponsus ? Venient autem dies cum auferetur ab eis sponsus : et tunc jejunabunt.
17 ñ 9.17 Odres: generalmente hechos de piel de cabra, destinados a guardar vino u otros líquidos. o 9.16-17 Con las imágenes usadas en estos vs., se indica que lo nuevo, o sea el evangelio, requiere una actitud nueva de parte de la persona. 17 Neque mittunt vinum novum in utres veteres : alioquin rumpuntur utres, et vinum effunditur, et utres pereunt. Sed vinum novum in utres novos mittunt : et ambo conservantur.
18 p 9.18 Jefe de los judíos: identificado en Mc 5.22 y Lc 8.41 como Jairo, jefe de la sinagoga local. q 9.18 Pones tu mano sobre ella: Véase Mc 5.23 n.
18 Hæc illo loquente ad eos, ecce princeps unus accessit, et adorabat eum, dicens : Domine, filia mea modo defuncta est : sed veni, impone manum tuam super eam, et vivet.
20 r 9.20 Hemorragias: causadas sin duda por una irregularidad menstrual, que hacía a la mujer ritualmente impura (cf. Lv 15.25-30). 20 Et ecce mulier, quæ sanguinis fluxum patiebatur duodecim annis, accessit retro, et tetigit fimbriam vestimenti ejus.
23 s 9.23 Cuando alguien moría, era costumbre contratar flautistas y plañideras profesionales (mujeres a quienes se pagaba para llorar). Así se acentuaba el ambiente de duelo.
23 Et cum venisset Jesus in domum principis, et vidisset tibicines et turbam tumultuantem, dicebat :
24 t 9.24 Dormir se usa a veces en la Biblia para referirse a la muerte. Cf. también Jn 11.11-13. 24 Recedite : non est enim mortua puella, sed dormit. Et deridebant eum.
27 u 9.27 Hijo de David: título aplicado por los judíos al Mesías, el cual había de ser descendiente del rey David (véase Mt 1.1 n.). Cf. el relato similar en Mt 20.29-34.
27 Et transeunte inde Jesu, secuti sunt eum duo cæci, clamantes, et dicentes : Miserere nostri, fili David.
30 v 9.30 Que nadie lo sepa: Véase Mc 1.34 nota i. 30 Et aperti sunt oculi eorum : et comminatus est illis Jesus, dicens : Videte ne quis sciat.
33 w 9.32-33 Mt 12.22; Lc 11.14. 33 Et ejecto dæmonio, locutus est mutus, et miratæ sunt turbæ, dicentes : Numquam apparuit sic in Israël.
34 x 9.34 Mt 10.25; 12.24; Mc 3.22; Lc 11.15. Jefe de los demonios: Véase Mt 12.24 n. 34 Pharisæi autem dicebant : In principe dæmoniorum ejicit dæmones.
35 y 9.35 Reino: es decir, el reino de Dios. z 9.35 Mt 4.23; Mc 1.39; Lc 4.44.
35 Et circuibat Jesus omnes civitates, et castella, docens in synagogis eorum, et prædicans Evangelium regni, et curans omnem languorem, et omnem infirmitatem.
36 a 9.36 Cf. Nm 27.16-17; Jer 50.6-7; Ez 34.5; Zac 10.2; Mc 6.34. 36 Videns autem turbas, misertus est eis : quia erant vexati, et jacentes sicut oves non habentes pastorem.
38 b 9.37-38 Lc 10.2; Jn 4.35. 38 Rogate ergo Dominum messis, ut mittat operarios in messem suam.
10
a 10.1–11.1 Segundo sermón, en el que Jesús, después de escoger a los doce apóstoles, los instruye y los envía encargándoles la misión de anunciar el reino de los cielos y haciéndolos partícipes del poder salvador.
b 10.1 Espíritus impuros: Véase Mc 1.23 n.
10
1 Et convocatis duodecim discipulis suis, dedit illis potestatem spirituum immundorum, ut ejicerent eos, et curarent omnem languorem, et omnem infirmitatem.
c 10.1-2 Aquí los doce discípulos (lit. seguidores o aprendices) reciben, en virtud del encargo que Jesús les dio, el título de apóstoles (enviados o comisionados). 2 Duodecim autem Apostolorum nomina sunt hæc. Primus, Simon, qui dicitur Petrus : et Andreas frater ejus,
d 10.3 Mateo: Cf. Mt 9.9, y véase Mc 2.14 n. e 10.3 Tadeo: Algunos mss. dicen Lebeo, o Lebeo, por sobrenombre Tadeo; se supone que es el mismo que en Lc 6.16 y Hch 1.13 es llamado “Judas, hijo de Santiago”, ya que ocupa el lugar correspondiente en esta lista y en la de Mc 3.18. 3 Jacobus Zebedæi, et Joannes frater ejus, Philippus, et Bartholomæus, Thomas, et Matthæus publicanus, Jacobus Alphæi, et Thaddæus,
f 10.4 Cananeo: nombre derivado de una palabra aramea que significa celoso o ferviente, y que no debe confundirse con el nombre dado a los habitantes de Canaán. Véase también Lc 6.15 nota m. 4 Simon Chananæus, et Judas Iscariotes, qui et tradidit eum.
g 10.5-15 Segundo discurso principal de Jesús: instrucciones a los discípulos (Mt 10.5–11.1); véanse Introducción y Mt 7.28 n. h 10.5-14 Cf. Lc 10.4-11. i 10.5 Los samaritanos o habitantes de Samaria (véanse Índice temático y Jn 4.9 n.), se habían mezclado con otros pueblos; los judíos los consideraban como extranjeros y no tenían trato con ellos.
5 Hos duodecim misit Jesus, præcipiens eis, dicens : In viam gentium ne abieritis, et in civitates Samaritanorum ne intraveritis :
j 10.6 Cf. Jer 50.6; Mt 15.24. 6 sed potius ite ad oves quæ perierunt domus Israël.
k 10.7 Mt 3.2. 7 Euntes autem prædicate, dicentes : Quia appropinquavit regnum cælorum.
10 l 10.10 Lc 10.7; 1 Co 9.14; 1 Ti 5.18. 10 non peram in via, neque duas tunicas, neque calceamenta, neque virgam : dignus enim est operarius cibo suo.
13 m 10.13 Paz: saludo tradicional judío. n 10.13 La paz... volverá a vosotros: también se puede traducir: que vuestro deseo de paz vuelva a vosotros. 13 Et siquidem fuerit domus illa digna, veniet pax vestra super eam : si autem non fuerit digna, pax vestra revertetur ad vos.
14 ñ 10.14 Sacudíos el polvo de los pies: gesto de rechazo. Cf. Hch 13.51. 14 Et quicumque non receperit vos, neque audierit sermones vestros : exeuntes foras de domo, vel civitate, excutite pulverem de pedibus vestris.
15 o 10.15 Sodoma y Gomorra: proverbiales por su pecado y consecuente castigo; cf. Gn 19.24-28; Mt 11.24; Lc 10.12. 15 Amen dico vobis : Tolerabilius erit terræ Sodomorum et Gomorrhæorum in die judicii, quam illi civitati.
16 p 10.16 Lc 10.3.
16 Ecce ego mitto vos sicut oves in medio luporum. Estote ergo prudentes sicut serpentes, et simplices sicut columbæ.
17 q 10.17 Autoridades: es decir, los tribunales judíos de cada localidad. 17 Cavete autem ab hominibus. Tradent enim vos in conciliis, et in synagogis suis flagellabunt vos :
20 r 10.17-20 Mc 13.9-11; Lc 12.11-12; 21.12-15; cf. Hch 4.1-8. 20 non enim vos estis qui loquimini, sed Spiritus Patris vestri, qui loquitur in vobis.
21 s 10.21 Mc 13.12; Lc 21.16. 21 Tradet autem frater fratrem in mortem, et pater filium : et insurgent filii in parentes, et morte eos afficient :
22 t 10.22 Mt 24.9,13; Mc 13.13; Lc 21.17. 22 et eritis odio omnibus propter nomen meum : qui autem perseveraverit usque in finem, hic salvus erit.
24 u 10.24 Lc 6.40; Jn 13.16; 15.20. 24 Non est discipulus super magistrum, nec servus super dominum suum :
25 v 10.25 Mt 9.34; 12.24; Mc 3.22; Lc 11.15. Beelzebú: jefe de los demonios; véase Mt 12.24 n. 25 sufficit discipulo ut sit sicut magister ejus, et servo, sicut dominus ejus. Si patremfamilias Beelzebub vocaverunt, quanto magis domesticos ejus ?
26 w 10.26 Nada hay secreto... llegue a conocerse: véase Mc 4.22 n. 26 Ne ergo timueritis eos. Nihil enim est opertum, quod non revelabitur : et occultum, quod non scietur.
28 x 10.28 Aquel que puede destruir: según la interpretación más comú, el texto aquí se refiere a Dios; cf. Heb 10.31; Stg 4.12. Temed: o reverenciad; véase Lc 12.5 n. 28 Et nolite timere eos qui occidunt corpus, animam autem non possunt occidere : sed potius timete eum, qui potest et animam et corpus perdere in gehennam.
29 y 10.29 Pajarillos: el gorrión común se vendía en los mercados como ave comestible de muy bajo precio. z 10.29 Pequeña moneda: se refiere al as, moneda romana que valía 1/16 de denario (véanse Tabla de Pesas, Moedas y Medidas y Lc 12.6 n.) 29 Nonne duo passeres asse veneunt ? et unus ex illis non cadet super terram sine Patre vestro.
33 a 10.33 Mc 8.38; Lc 9.26; 2 Ti 2.12. 33 Qui autem negaverit me coram hominibus, negabo et ego eum coram Patre meo, qui in cælis est.
34 b 10.34 Guerra: lit. espada, imagen literaria que indica división y conflicto. 34 Nolite arbitrari quia pacem venerim mittere in terram : non veni pacem mittere, sed gladium :
36 c 10.35-36 Miq 7.6. 36 et inimici hominis, domestici ejus.
38 d 10.38 La cruz era un instrumento de tortura, al parecer de origen persa, que los romanos usaban para infligir la pena de muerte; el condenado mismo tenía que llevar a cuestas su cruz o, más bien, la viga transversal de ella, hasta el lugar de la ejecución. Por medio de esta imagen Jesús prepara a sus discípulos para enfrentarse a la muerte y hasta para considerarse ya muertos respecto de sí mismos y del mundo. Cf. las expresiones de Pablo en Ro 6.2-11; Gl 2.19; 6.14; Col 3.3-5. 38 Et qui non accipit crucem suam, et sequitur me, non est me dignus.
39 e 10.39 Vida: Véase Mt 16.25-26 n. f 10.38-39 Mt 16.24-25; Mc 8.34-35; Lc 9.23-24; 17.33; Jn 12.24-25. 39 Qui invenit animam suam, perdet illam : et qui perdiderit animam suam propter me, inveniet eam.
40 g 10.40 Mc 9.37; Lc 9.48; 10.16; Jn 13.20; cf. Jn 14.9. 40 Qui recipit vos, me recipit : et qui me recipit, recipit eum qui me misit.
42 h 10.42 Al más humilde: los apóstoles, o posiblemente los creyentes humildes en general. i 10.42 Mc 9.41. 42 Et quicumque potum dederit uni ex minimis istis calicem aquæ frigidæ tantum in nomine discipuli : amen dico vobis, non perdet mercedem suam.
11
a 11.1 Cuando Jesús terminó de dar instrucciones: Véase Mt 7.28 n.
11
1 Et factum est, cum consummasset Jesus, præcipiens duodecim discipulis suis, transiit inde ut doceret, et prædicaret in civitatibus eorum.
b 11.2 Juan... la cárcel: Mt 4.12 n. c 11.2 Los seguidores de Juan el Bautista se mencionan varias veces en el NT; véase Mt 9.14 nota k, y cf. Lc 11.1; Jn 1.35; 3.25.
2 Joannes autem cum audisset in vinculis opera Christi, mittens duos de discipulis suis,
d 11.3 Quien había de venir: el Mesías (el Cristo, v. 2). 3 ait illi : Tu es, qui venturus es, an alium exspectamus ?
e 11.5 Cf. Is 29.18-19; 35.5-6. f 11.5 Cf. Is 26.19; 61.1; cf. también Lc 4.18-21. 5 Cæci vident, claudi ambulant, leprosi mundantur, surdi audiunt, mortui resurgunt, pauperes evangelizantur :
10 g 11.10 Mal 3.1; cf. Ex 23.20. (Citado también en Mc 1.2; Lc 1.76; 7.27.) 10 Hic est enim de quo scriptum est : Ecce ego mitto angelum meum ante faciem tuam, qui præparabit viam tuam ante te.
12 h 11.12 Se le hace violencia: otra posible traducción: se abre paso con fuerza. Esta frase parece hacer alusión a los que se oponen al reino de Dios, como Herodes. Pero también es posible que indique que el reino de Dios se extiende con fuerza irresistible. Cf. Lc 16.16. 12 A diebus autem Joannis Baptistæ usque nunc, regnum cælorum vim patitur, et violenti rapiunt illud.
14 i 11.14 Mal 4.5; Mt 17.10-13; Mc 9.11-13; véase Mt 16.14 nota j. Jesús no identifica literalmente a Juan con Elías, sino que destaca el hecho de que Juan ejerce las funciones de Elías y cumple así las profecías respecto de este. Juan el Bautista dice claramente que él no es Elías: Jn 1.21. 14 et si vultis recipere, ipse est Elias, qui venturus est.
17 j 11.16-17 Es decir, que no hacen a su tiempo lo que deberían hacer. La imagen es de unos niños que juegan a las bodas y a los funerales, pero que no logran ponerse de acuerdo entre sí. 17 dicunt : Cecinimus vobis, et non saltastis : lamentavimus, et non planxistis.
18 k 11.18 Juan llevaba una vida austera (Lc 1.15 nota i). 18 Venit enim Joannes neque manducans, neque bibens, et dicunt : Dæmonium habet.
19 l 11.19 Sus resultados: lit. sus obras. Algunos mss. dicen lit. sus hijos (cf. Lc 7.35 n.). 19 Venit Filius hominis manducans, et bibens, et dicunt : Ecce homo vorax, et potator vini, publicanorum et peccatorum amicus. Et justificata est sapientia a filiis suis.
21 m 11.21 Corazín y Betsaida, así como Cafarnaún (v. 23), eran poblaciones de Galilea en las que Jesús había predicado. Tiro y Sidón eran ciudades no judías, que sufrieron por sus grandes maldades (Is 23.1-18; Ez 26–28; Jl 3.4-8; Am 1.9-10; Zac 9.2-4). Ropas ásperas y de ceniza: señales de arrepentimiento. 21 Væ tibi Corozain, væ tibi Bethsaida : quia, si in Tyro et Sidone factæ essent virtutes quæ factæ sunt in vobis, olim in cilicio et cinere pœnitentiam egissent.
23 n 11.23 Is 14.13-15. Lo más hondo del abismo: lit. Hades, nombre griego que se refiere al lugar de los muertos; véase Reino de la muerte en el Índice temático. 23 Et tu Capharnaum, numquid usque in cælum exaltaberis ? usque in infernum descendes, quia si in Sodomis factæ fuissent virtutes quæ factæ sunt in te, forte mansissent usque in hanc diem.
24 ñ 11.23-24 Sodoma: Mt 10.15 n.; Lc 10.12. 24 Verumtamen dico vobis, quia terræ Sodomorum remissius erit in die judicii, quam tibi.
25 o 11.25 Is 29.14; 1 Co 1.19-21.
25 In illo tempore respondens Jesus dixit : Confiteor tibi, Pater, Domine cæli et terræ, quia abscondisti hæc a sapientibus, et prudentibus, et revelasti ea parvulis.
27 p 11.27 Mt 28.18; Jn 3.35; 17.2. q 11.27 Jn 1.18; 6.65; 10.14-15 ; cf. Sab 9.17 . 27 Omnia mihi tradita sunt a Patre meo. Et nemo novit Filium, nisi Pater : neque Patrem quis novit, nisi Filius, et cui voluerit Filius revelare.
28 r 11.28 Jn 6.37. 28 Venite ad me omnes qui laboratis, et onerati estis, et ego reficiam vos.
30 s 11.28-30 Cf. Is 30.15; Jer 6.16 ; Eclo 6.24-30 ; 1 Jn 5.3. Yugo: en sentido figurado, imagen de sujeción y carga pesada. Jesús ofrece descanso de los trabajos y cargas y usa esta imagen para referirse al compromiso y lealtad que él exige de quienes lo siguen. Cf. Mt 23.2-4; Lc 11.46. 30 Jugum enim meum suave est, et onus meum leve.

© 2002 United Bible Societies et Sociedad Bíblica de España

Source: http://vulsearch.sf.net/html




Mis à jour le 12-17-2009
visitor stats