BIBLIJA.net    - La Biblia en Internet
SOCIEDAD BÍBLICA DE ESPAÑA
Buscar Referencia     Buscar palabra
Pasaje:   

Menú compacto
Versiones:  DHH  DHHn  RVR95  RVR95n Elija entre todas las versiones   Acerca de las versiones Ayuda
Idioma

Números 3-8

Deberes de los levitas
3
Por el tiempo en que el Señor habló a Moisés en el monte Sinaí, los descendientes de Aarón y de Moisés eran estos:
Censo y deberes de los levitas
3
Estos eran los descendientes de Aarón y de Moisés, en el día en que Jehová habló a Moisés en el monte Sinaí.
Los hijos de Aarón: Nadab, que era el primogénito, Abihú, Eleazar e Itamar.a Estos son los nombres de los hijos de Aarón: Nadab, el primogénito, Abiú, Eleazar e Itamar.a
Los cuatro fueron consagrados y ordenados para oficiar como sacerdotes, Estos son los nombres de los hijos de Aarón, sacerdotes ungidos, a los cuales consagró para ejercer el sacerdocio.
pero Nadab y Abihú murieron delante del Señor porque en el desierto de Sinaí le ofrecieron un fuego extraño.b Ellos no tuvieron hijos. Entonces Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio bajo la vigilancia de Aarón, su padre. 3
a 3.2 Ex 6.23; Nm 26.60.
b 3.4 Lv 10.1-2; Nm 26.61.
Pero Nadab y Abiú murieron delante de Jehová cuando ofrecieron fuego extrañob delante de Jehová en el desierto de Sinaí. Y no tuvieron hijos. Eleazar e Itamar ejercieron el sacerdocio en presencia de Aarón su padre. 3
a 3.2 Ex 6.23; Nm 26.60.
b 3.4 Cf. Lv 10.1-2; Nm 26.61.
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
Jehová habló a Moisés y le dijo:
“Llama a los de la tribu de Leví, para que se pongan a las órdenes del sacerdote Aarón y le sirvan.
«Haz que se acerque la tribu de Leví, y ponla delante del sacerdote Aarón, para que lo sirvan.
Estarán al servicio de Aarón y de todo el pueblo, ante la tienda del encuentro, y se encargarán del servicio del santuario. Estarán a su servicio y al de toda la congregación delante del Tabernáculo de reunión, sirviendo en el ministerio del Tabernáculo.
Cuidarán también de los utensilios de la tienda del encuentro, y estarán al servicio de los israelitas en todos los oficios del santuario. Cuidarán de todos los utensilios del Tabernáculo de reunión, y de todo lo encargado a ellos por los hijos de Israel, ministrando en el servicio del Tabernáculo.
Aparta a los levitas de los demás israelitas, para que se dediquen especialmente a servir a Aarón y a sus descendientes,c c 3.9 En la tribu de Leví se estableció una distinción entre Aarón y sus descendientes, que eran los sacerdotes, y los demás levitas, que estaban al servicio de aquellos. Cf. Nm 8.19. Confiarás los levitas a Aarón y a sus hijos, pues le son enteramente dados de entre los hijos de Israel.c c 3.9 En la tribu de Leví se estableció una distinción entre Aarón y sus hijos, que eran los sacerdotes, y los demás levitas, que estaban al servicio de ellos. Cf. Nm 8.19.
10 y deja en manos de Aarón y sus descendientes las funciones del sacerdocio. Si alguien oficia como sacerdote, sin serlo, será condenado a muerte.” 10 A Aarón y a sus hijos les encargarás que ejerzan su sacerdocio. Y el extraño que se acerque, morirá».
Los levitas, propiedad del Señor
11 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
11 Jehová habló a Moisés y le dijo:
12 “De entre los israelitas he escogido a los levitas a cambio de todos los primogénitos. Ellos me pertenecen,
12 «Yo he tomado a los levitas de entre los hijos de Israel en lugar de todos los primogénitos, los primeros nacidos entre los hijos de Israel; serán, pues, míos los levitas
13 porque a mí me pertenece todo primogénito. Cuando hice morir a todos los primogénitos de los egipcios, reservé para mí los primogénitos de los israelitas y las primeras crías de sus animales.d Por lo tanto, me pertenecen. Yo soy el Señor.” 13 d 3.13 Ex 13.2,11-16. 13 porque mío es todo primogénito. Desde el día en que yo hice morir a todos los primogénitos en la tierra de Egipto, santifiqué para mí a todos los primogénitos en Israel, tanto de hombres como de animales.d Míos serán. Yo, Jehová». 13 d 3.13 Ex 13.2,11-16.
Censo de los levitas
14 El Señor se dirigió a Moisés en el desierto de Sinaí, y le dijo:
14 Jehová habló a Moisés en el desierto de Sinaí, y le dijo:
15 “Haz un censo de los levitas por orden de familias y clanes, y registra a todos los levitas varones de un mes de edad en adelante.”e 15 e 3.15 Este censo, que cuenta los varones de un mes de edad en adelante, no se hace con fines militares (cf. Nm 1.2-46), sino que está relacionado con el rescate de los primogénitos (vs. 40-51). 15 «Haz un censo de los hijos de Leví según las casas de sus padres y por familias: registrarás a todos los varones de un mes para arriba».e 15 e 3.15 Este censo, que cuenta los varones de un mes para arriba, no se hace con fines militares (cf. Nm 1.2-46), sino que está relacionado con el rescate de los primogénitos de los hijos de Israel (v. 40-51).
16 Y Moisés hizo el censo, tal como el Señor se lo había ordenado. 16 Y Moisés los registró conforme a la palabra de Jehová, como le fue mandado.
17 Los hijos de Leví fueron Guersón, Quehat y Merarí.
17 Los nombres de los hijos de Leví fueron estos: Gersón, Coat y Merari.
18 Los descendientes de Guersón, por orden de clanes, fueron Libní y Simí.
18 Los nombres de los hijos de Gersón por sus familias son estos: Libni y Simei.
19 Los descendientes de Quehat, por orden de clanes, fueron Amram, Ishar, Hebrón y Uziel.
19 Los hijos de Coat por sus familias son: Amram, Izhar, Hebrón y Uziel.
20 Los descendientes de Merarí, por orden de clanes, fueron Mahli y Musí.
Todos estos fueron los clanes de Leví por orden de familias.f
20 f 3.17-20 Ex 6.16-19.
20 Los hijos de Merari por sus familias: Mahli y Musi. Estas son las familias de Leví, según las casas de sus padres.f
20 f 3.17-20 Ex 6.16-19.
21 Los clanes de Guersón eran los de Libní y Simí.
21 De Gersón procedía la familia de Libni y la de Simei; esas son las familias de Gersón.
22 El total de sus varones registrados de un mes de edad en adelante, fue de siete mil quinientos. 22 Los registrados de ellos, contando a todos los varones de un mes para arriba, fueron 7.500.
23 Estos clanes acampaban al oeste, detrás del santuario. 23 Las familias de Gersón acampaban a espaldas del Tabernáculo, al occidente.
24 El jefe de las familias descendientes de Guersón era Eliasaf, el hijo de Lael. 24 El jefe del linaje de los gersonitas era Eliasaf hijo de Lael.
25 En la tienda del encuentro, ellos se encargaban del cuidado del santuario, de la tienda, de su cubierta de pieles, de la cortina que está a la entrada de la tienda, 25 Los hijos de Gersón estaban encargados, en el Tabernáculo de reunión, de la tienda y su cubierta, la cortina de la puerta del Tabernáculo de reunión,
26 de las cortinas del atrio, de la cortina que está a la entrada del atrio que rodea el santuario y el altar, y de las cuerdas correspondientes.g 26 g 3.25-26 Nm 4.24-28. Acerca de los objetos que estaban a cargo de los clanes de Guersón, cf. Ex 26.7-14,36; 27.9,16. 26 las cortinas del atrio y la cortina de la puerta del atrio que rodea el Tabernáculo y el altar; así como de las cuerdas necesarias para todo el servicio.g 26 g 3.25-26 Nm 4.24-28. Acerca de los objetos que estaban a cargo de los hijos de Gersón, cf. Ex 26.7-14,36; 27.9,16.
27 Los clanes de Quehat eran los de Amram, Ishar, Hebrón y Uziel,
27 De Coat procedía la familia de los amramitas, la familia de los izharitas, la familia de los hebronitas y la familia de los uzielitas; esas son las familias coatitas.
28 y el total de varones registrados de un mes de edad en adelante, fue de ocho mil trescientos.h Estos clanes estaban al cuidado del santuario 28 h 3.28 Ocho mil trescientos: según la versión griega (LXX) (nótese el total en v. 39). Heb. ocho mil seiscientos. 28 El número de todos los varones de un mes para arriba era de 8.600.h Tenían la custodia del santuario. 28 h 3.28 Ocho mil seiscientos: la versión griega (LXX) dice: Ocho mil trescientos (nótese el total en v. 39).
29 y acampaban al lado sur del santuario. 29 Las familias de los hijos de Coat acampaban al lado del Tabernáculo, hacia el sur.
30 El jefe de estos clanes era Elisafán, hijo de Uziel. 30 El jefe del linaje de las familias de Coat era Elizafán hijo de Uziel.
31 Estos clanes tenían bajo su cuidado el arca del pacto, la mesa, el candelabro, los altares, los objetos sagrados necesarios para el servicio religioso, el velo y todos los utensilios correspondientes.i 31 i 3.31 Nm 4.14-15. Con respecto a los objetos mencionados, cf. Ex 25–27; 30.1-10. 31 A su cuidado estaban el Arca, la mesa, el candelabro, los altares, los utensilios del santuario con que ministran, el velo y todo su servicio.i 31 i 3.31 Nm 4.14-15. Con respecto a los objetos mencionados, cf. Ex 25--27; 30.1-10.
32 El jefe principal de los levitas era Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, y estaba encargado de vigilar a los que cuidaban el santuario.
32 El principal de los jefes de los levitas era Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, jefe de los que tienen la custodia del santuario.
33 Los clanes de Merarí eran los de Mahli y Musí.
33 De Merari era la familia de los mahlitas y la familia de los musitas; esas son las familias de Merari.
34 El total de sus varones registrados de un mes de edad en adelante, fue de seis mil doscientos. 34 Los registrados de ellos, contando a todos los varones de un mes para arriba, fueron 6.200 hombres.
35 Su jefe era Suriel, hijo de Abihail, y acampaban al lado norte del santuario. 35 El jefe de la casa paterna de Merari era Zuriel hijo de Abihail. Acampaban al lado del Tabernáculo, hacia el norte.
36 Los descendientes de Merarí tenían bajo su cuidado las tablas del santuario, con sus travesaños, sus postes, sus bases y todos sus utensilios, 36 A cargo de los hijos de Merari estaba la custodia de las tablas del Tabernáculo, sus barras, sus columnas, sus basas y todos sus enseres, con todo su servicio,
37 lo mismo que los postes que rodeaban el atrio, con sus bases, sus estacas y sus cuerdas. 37 así como las columnas alrededor del atrio, sus basas, sus estacas y sus cuerdas.
38 Por el lado oriental, frente al santuario y delante de la tienda del encuentro, acampaban Moisés, Aarón y los hijos de Aarón, los cuales cuidaban el santuario en nombre de los demás israelitas. Si alguien oficiaba como sacerdote, sin serlo, era condenado a muerte.
38 Al oriente, frente al santuario y delante del Tabernáculo de reunión, hacia el este, acampaban Moisés, Aarón y sus hijos, que estaban a cargo de la custodia del santuario en nombre de los hijos de Israel. Y el extraño que se acercara, debería morir.
39 Cuando Moisés y Aarón hicieron el censo de los levitas por orden de clanes, tal como el Señor se lo había ordenado, resultó que los varones de un mes de edad en adelante eran veintidós mil en total.
39 Todos los levitas censados, que Moisés y Aarón registraron por familias, conforme a la palabra de Jehová, todos los varones de un mes para arriba, fueron 22.000.
Rescate de los primogénitosj
40 El Señor dijo a Moisés:
“Haz un censo de los primogénitos de los israelitas, de un mes de edad en adelante, y registra sus nombres.
40 j 3.40-51 Los primogénitos pertenecían al Señor y debían ser rescatados mediante una ofrenda (Ex 13.13) o sustituidos por igual número de levitas (Nm 1.12-13). Como el número de primogénitos (v. 43) excedía en 273 al de los levitas (v. 39), el rescate de los varones adicionales se hacía mediante una contribución monetaria (vs. 46-51).
Rescate de los primogénitosj
40 Jehová dijo a Moisés:
«Haz un censo de todos los primogénitos varones entre los hijos de Israel de un mes para arriba, y registra sus nombres.
40 j 3.40-51 Los primogénitos varones pertenecían al Señor y debían ser rescatados mediante una ofrenda (Ex 13.13) o sustituidos por igual número de levitas (Nm 3.12-13). Como el número de primogénitos varones (v. 43) excedía en 273 al de los levitas (v. 39), el rescate de los varones restantes se hacía mediante una contribución monetaria (v. 46-51).
41 Luego, a cambio de los primogénitos de los israelitas, resérvame a los levitas. Yo soy el Señor. De la misma manera, a cambio de las primeras crías del ganado de los israelitas, resérvame el ganado de los levitas.” 41 Luego tomarás para mí a los levitas en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel, y los animales de los levitas en lugar de todos los primogénitos de los animales de los hijos de Israel. Yo, Jehová».
42 Moisés hizo el censo de los primogénitos de los israelitas, tal como el Señor se lo había ordenado,
42 Moisés hizo el censo, como Jehová le mandó, de todos los primogénitos de los hijos de Israel.
43 y todos los varones registrados de un mes de edad en adelante fueron veintidós mil doscientos setenta y tres. 43 Y todos los primogénitos varones registrados por nombre, de un mes para arriba, fueron 22.273.
44 Y el Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
44 Luego habló Jehová a Moisés y le dijo:
45 “Toma a los levitas a cambio de los primogénitos de los israelitas, y el ganado de los levitas a cambio del ganado de los israelitas, pues los levitas me pertenecen. Yo soy el Señor.
45 «Toma a los levitas en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel, y los animales de los levitas en lugar de sus animales, y los levitas serán míos. Yo, Jehová.
46 Pero los primogénitos de los israelitas son más numerosos que los levitas; así que, para rescatar a esos doscientos setenta y tres primogénitos que hay de más, 46 Pero para el rescate de los doscientos setenta y tres primogénitos de los hijos de Israel que exceden a los levitas,
47 pide una contribución de cinco monedas de plata por persona, según el peso oficial del santuario, que es la moneda de plata de once gramos,k 47 k 3.47 Moneda de plata: es decir, el siclo (véase Tabla de Pesas, Monedas y Medidas). 47 tomarás cinco siclos por cabeza; conforme al siclo del santuario los tomarás (el siclo tiene veinte geras).k 47 k 3.47 Siclo: véase Tabla de pesas, medidas y monedas.
48 y entrega ese dinero a Aarón y a sus hijos como rescate por ellos.” 48 Entregarás a Aarón y a sus hijos el dinero del rescate de los que exceden».
49 Moisés recogió el dinero del rescate por los primogénitos israelitas que había de más,
49 Tomó, pues, Moisés el dinero del rescate de los que excedían el número de los redimidos por los levitas,
50 y recogió mil trescientas sesenta y cinco monedas de plata, conforme al peso oficial del santuario. 50 y recibió de los primogénitos de los hijos de Israel, en dinero, mil trescientos sesenta y cinco siclos, conforme al siclo del santuario.
51 Después entregó este dinero a Aarón y a sus hijos, tal como el Señor se lo había ordenado. 51 Después Moisés entregó el dinero de los rescates a Aarón y a sus hijos, conforme a la palabra de Jehová, según lo que Jehová le había mandado.
Oficios de los levitas
4
El Señor se dirigió a Moisés y Aarón, y les dijo:
El servicio de los levitas
4
Habló Jehová a Moisés y a Aarón, y les dijo:
“Haz un censo, por orden de clanes y familias, de los levitas descendientes de Quehat
«Haced un censo de los hijos de Coat entre los hijos de Leví, por sus familias y según las casas de sus padres,
que estén entre los treintaa y los cincuenta años de edad, y que sean aptos para el servicio de la tienda del encuentro. 4
a 4.3 Treinta: Cf. Nm 8.24. La edad mínima para prestar servicio en el culto fue variando en Israel de tiempo en tiempo. Cf. 1 Cr 23.3,27-32.
de treinta añosa para arriba, hasta los cincuenta años de edad, de todos los que puedan entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión. 4
a 4.3 Treinta años: La edad mínima para servir en el culto del Tabernáculo fue variando en Israel de tiempo en tiempo. Cf. Nm 8.24; cf. también 1 Cr 23.3,27-32.
“El trabajo de los descendientes de Quehat es muy sagrado,b y consiste en esto:
b 4.4-20 Los descendientes de Quehat tenían a su cargo los objetos más sagrados (cf. Ex 25; 27.1-8; 30.1-10,17- 21; 31.7-11).
»El oficio de los hijos de Coatb en el Tabernáculo de reunión, en el Lugar santísimo, será este:
b 4.4-20 Los hijos de Coat tenían a su cargo los objetos más sagrados. (cf. Ex 25; 27.1-8; 30.1-10,17- 21; 31.7-11).
cuando el pueblo tenga que ponerse en camino, Aarón y sus hijos quitarán el velo que está a la entrada del Lugar Santísimoc y cubrirán con él el arca del pacto. c 4.5 El Lugar Santísimo se encontraba en el extremo interior del santuario, y su entrada estaba cubierta por el velo (Ex 26.31-34; véase también Ex 26.1-37 n.). Cuando haya que mudar el campamento, vendrán Aarón y sus hijos, desarmarán el velo de la tiendac y cubrirán con él el Arca del testimonio. c 4.5 La entrada del Lugar santísimo se encontraba en el extremo interior del Tabernáculo y su entrada estaba por el velo (v. 5). Cf. Ex 26.31-34; véase también Ex 26.1-37 n.
Encima pondrán una cubierta de pieles finas,d y sobre ella extenderán un paño morado de una sola pieza; y le pondrán las varas para transportarla.e d 4.6 Pieles finas (aquí y en vs. 8-14,25): Véase Ex 25.5 n. e 4.6 Estas varas se insertaban para que los levitas pudieran llevar los objetos sagrados sin tocarlos (vs. 8-14). Cf. 1 Cr 6.6-7. Pondrán sobre ella la cubierta de pieles de tejones,d extenderán encima un paño todo de azul y le pondrán sus varas.e d 4.6 Pieles de tejones (aquí y en v. 8-14,25): Véase Ex 25.5 n.
e 4.6 Estas varas se colocaban para que los levitas pudieran llevar los objetos sagrados sin tocarlos (v. 8-14). Cf. 1 Cr 6.6-7.
Extenderán también un paño morado sobre la mesa de la Presencia,f y sobre ella colocarán los platos, los cucharones, las copas y las jarras para las ofrendas de vino, lo mismo que el pan que se ofrece continuamente. f 4.7 Sobre la mesa de la Presencia se ponían los panes consagrados al Señor, llamados también pan de la Presencia (Ex 25.30; Lv 24.5-8). Sobre la mesa de la proposiciónf extenderán un paño azul, y pondrán sobre ella las escudillas, las cucharas, las copas y los tazones para libar; el pan estará continuamente sobre ella. f 4.7 Sobre la mesa de la proposición se ponía el pan consagrado al Señor, llamado también pan de la proposición (Ex 25.30; Lv 24.5-8).
Encima de todo esto extenderán un paño rojo, lo cubrirán con una cubierta de pieles finas y le pondrán las varas para transportarlo. También extenderán sobre ella un paño carmesí que cubrirán con la cubierta de pieles de tejones. Luego le pondrán sus varas.
Luego tomarán un paño morado y cubrirán con él el candelabro, las lámparas, las tenazas, los platillos y todos los vasos que se utilizan para el aceite. Tomarán un paño azul y cubrirán el candelabro del alumbrado, sus lámparas, sus despabiladeras, sus platillos y todos los utensilios del aceite con que se sirve.
10 Todo eso lo envolverán con una cubierta de pieles finas, y lo pondrán sobre unas parihuelas para transportarlo. 10 Lo pondrán con todos sus utensilios en una cubierta de pieles de tejones y lo colocarán sobre unas varas para transportarlo.
11 “También extenderán un paño morado sobre el altar de oro,g lo envolverán con una cubierta de pieles finas y le pondrán varas para transportarlo.
11 g 4.11 En este altar de oro se ofrecía el incienso (Ex 30.1-10; 37.25-28).
11 »Sobre el altar de orog extenderán un paño azul, lo cubrirán con la cubierta de pieles de tejones, y le pondrán sus varas.
11 g 4.11 En este altar de oro se ofrecía el incienso (Ex 30.1-10; 37.25-28).
12 Luego recogerán los utensilios usados en el servicio del santuario y los pondrán en un paño morado, los envolverán en una cubierta de pieles finas y los llevarán también sobre unas parihuelas. 12 Tomarán todos los utensilios del servicio de que hacen uso en el santuario, los pondrán en un paño azul, los cubrirán con una cubierta de pieles de tejones y los colocarán sobre unas varas para transportarlo.
13 Deben limpiar de grasa y ceniza el altar,h y cubrirlo después con un paño de púrpura. 13 h 4.13 Esta prescripción se refiere al altar de los holocaustos (Ex 27.1-8; 38.1-7). 13 Quitarán la ceniza del altarh y extenderán sobre él un paño de púrpura. 13 h 4.13 Esta prescripción se refiere al altar de bronce o del holocausto (Ex 27.1-8; 38.1-7).
14 Encima pondrán todo lo que se usa para los oficios religiosos en el altar: los braseros, los tenedores, las palas, los tazones; en fin, todos los utensilios del altar. A todo eso le pondrán una cubierta de pieles finas y las varas para transportarlo. 14 Pondrán sobre él todos los instrumentos que se emplean en su servicio: las paletas, los garfios, los braseros y los tazones, todos los utensilios del altar. Extenderán sobre él la cubierta de pieles de tejones y le pondrán además las varas.
15 Cuando Aarón y sus hijos hayan terminado de envolver todos los objetos sagrados, y estén ya listos para ponerse en camino, podrán venir los descendientes de Quehat para transportar todas estas cosas. Pero no tocarán nada sagrado con las manos, para que no mueran.i Todas estas cosas de la tienda del encuentro son las que deben transportar los descendientes de Quehat. 15 i 4.15 No tocarán... para que no mueran: Cf. vs. 19-20. Solamente los sacerdotes podían tocar e incluso ver los objetos sagrados, que eran considerados peligrosos porque participaban de la santidad divina (cf. 1 S 5.6-11; 6.19-20; 2 S 6.6-11). 15 Después que acaben Aarón y sus hijos de cubrir el santuario y todos los utensilios del santuario, cuando haya que mudar el campamento, llegarán los hijos de Coat para llevarlos, pero no tocarán ninguna cosa santa, no sea que mueran.i Estas serán las cosas que cargarán los hijos de Coat en el Tabernáculo de reunión. 15 i 4.15 No tocarán... no sea que mueran: Cf. v. 19-20. Solamente los sacerdotes podían tocar e incluso ver los objetos sagrados, considerados peligrosos porque participaban de la santidad divina (cf. 1 S 5.6-11; 6.19-20; 2 S6.6-11).
16 Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, estará encargado del aceite para las lámparas, del incienso perfumado, de los cereales para las ofrendas que siempre se me deben ofrecer, y del aceite de consagrar. También tendrá que cuidar del santuario y de todo lo que hay en él, lo mismo que de los objetos sagrados correspondientes.”j 16 j 4.4-16 Cf. Nm 3.27-32. 16 Pero a cargo de Eleazar, hijo del sacerdote Aarón, estará el aceite del alumbrado, el incienso aromático, la ofrenda continua y el aceite de la unción. También cuidará de todo el Tabernáculo y de todo lo que está en él, del santuario y de sus utensilios».j 16 j 4.4-16 Cf. Nm 3.27-32.
17 El Señor se dirigió a Moisés y Aarón, y les dijo:
17 Habló Jehová a Moisés y a Aarón, y les dijo:
18 “No permitáis que los clanes de Quehat desaparezcan de entre los levitas.
18 «No permitáis que desaparezca la tribu de las familias de Coat de entre los levitas.
19 Para que no sean castigados con la muerte por tocar las cosas sagradas, haréis esto: Aarón y sus hijos se encargarán de decir a cada uno de ellos lo que ha de hacer y lo que le toca llevar. 19 Para que ellos vivan y no mueran cuando se acerquen a los objetos santísimos, haréis esto: Aarón y sus hijos irán y pondrán a cada uno de ellos en su oficio y junto a su carga.
20 Así ellos no tendrán que entrar en ningún momentok a ver las cosas sagradas, y tampoco morirán.”l 20 k 4.20 En ningún momento: también puede traducirse ni aun por un momento. l 4.19-20 No tendrán que entrar... tampoco morirán: Véase 4.15 n. 20 No entrarán para ver cuando cubran las cosas santas, porque morirán».k 20 k 4.19-20 No entrarán para ver... porque morirán: Véase 4.15 n.
21 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
21 Jehová habló a Moisés y le dijo:
22 “Haz también un censo, por orden de clanes y familias, de los descendientes de Guersón
22 «Haz también un censo de los hijos de Gersón según las casas de sus padres y por familias.
23 que estén entre los treinta y los cincuenta años de edad, y que sean aptos para el servicio de la tienda del encuentro. 23 Registrarás a los de treinta años para arriba hasta cincuenta años de edad; es decir, todos los que puedan entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión.
24 “El trabajo de los descendientes de Guersón será este:
24 »Este será el oficio de las familias de Gersón, su ministerio y su carga:
25 Transportarán las cortinas del santuario, o sea la tienda del encuentro, la cubierta de pieles finas que se le pone encima, la cortina de la entrada a la tienda del encuentro, 25 Llevarán las cortinas del Tabernáculo, el Tabernáculo de reunión, su cubierta, la cubierta de pieles de tejones que está encima de él, la cortina de la puerta del Tabernáculo de reunión,
26 las cortinas del atrio, la cortina de la entrada del atrio que rodea el santuario y el altar, las cuerdas correspondientes y todos los utensilios que necesitan para su oficio y para su trabajo. 26 las cortinas del atrio, la cortina de la puerta del atrio que rodea el Tabernáculo y el altar, sus cuerdas y todos los instrumentos de su servicio, y para todo lo que será hecho por ellos: así servirán.
27 Aarón y sus hijos dirigirán a los descendientes de Guersón en los trabajos que han de hacer y en las cosas que han de transportar. Vosotros los haréis responsables de lo que ellos hayan de hacer. 27 Bajo las órdenes de Aarón y de sus hijos desempeñarán todo su ministerio los hijos de Gersón, en todas sus funciones y en todo su servicio. Les encomendaréis el cuidado de toda su carga.
28 Este es el servicio que los clanes de los descendientes de Guersón han de prestar en la tienda del encuentro, bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón.m 28 m 4.21-28 Cf. Nm 3.25-26. 28 Este es el servicio de las familias de los hijos de Gersón en el Tabernáculo de reunión. Lo llevarán a cabo bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón.l 28 l 4.21-28 Cf. Nm 3.25-26.
29 “Haz también un censo de los descendientes de Merarí, por orden de clanes y familias.
29 »Harás un censo de los hijos de Merari, por familias y según las casas de sus padres.
30 Registra a todos los que tengan entre treinta y cincuenta años de edad, es decir, los que sean aptos para el servicio de la tienda del encuentro. 30 Registrarás desde el de treinta años para arriba hasta el de cincuenta años de edad; es decir, todos los que puedan entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión.
31 Su trabajo en relación con la tienda del encuentro será transportar las tablas del santuario, los travesaños, los postes, las bases, 31 Su responsabilidad en cuanto a su servicio en el Tabernáculo de reunión será transportar las tablas del Tabernáculo, sus barras, sus columnas y sus basas,
32 los postes del atrio que rodea el santuario, con sus bases, estacas y cuerdas y todo lo que necesitan para su trabajo. Tú dirás a cada uno exactamente qué cosas ha de transportar. 32 las columnas del atrio que lo rodea y sus basas, sus estacas y sus cuerdas, con todos sus instrumentos y todo lo que se necesita para su servicio. Asignaréis por sus nombres todos los utensilios que ellos tienen que transportar.
33 Este es el trabajo que, en relación con la tienda del encuentro, estará a cargo de los clanes descendientes de Merarí y que se hará bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón.”n 33 n 4.29-33 Cf. Nm 3.36-37. 33 Este será el servicio de las familias de los hijos de Merari durante todo su ministerio en el Tabernáculo de reunión, bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón».m 33 m 4.29-33 Cf. Nm 3.36-37.
34 Moisés, Aarón y los jefes del pueblo hicieron el censo, por orden de clanes y familias, de los descendientes de Quehat
34 Moisés, pues, y Aarón, y los jefes de la congregación, hicieron el censo de los hijos de Coat por familias y según las casas de sus padres,
35 que estaban entre los treinta y los cincuenta años de edad, y que eran aptos para el servicio de la tienda del encuentro; 35 desde el de edad de treinta años para arriba hasta el de cincuenta años de edad; es decir, todos los que podían entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión.
36 y los hombres registrados fueron dos mil setecientos cincuenta en total. 36 Y los registrados por familias fueron dos mil setecientos cincuenta.
37 Este fue el número de los descendientes de Quehat que podían prestar servicio en la tienda del encuentro, según el censo que hicieron Moisés y Aarón y conforme a la orden que el Señor había dado a Moisés. 37 Estos fueron los registrados de las familias de Coat, todos los que ministran en el Tabernáculo de reunión, los cuales registraron Moisés y Aarón, como lo mandó Jehová por medio de Moisés.
38 Los descendientes de Guersón, por orden de clanes y familias,
38 Se hizo el censo de los hijos de Gersón por familias y según las casas de sus padres,
39 que estaban entre los treinta y los cincuenta años de edad y que eran aptos para el servicio de la tienda del encuentro, 39 desde el de edad de treinta años para arriba hasta el de cincuenta años de edad; es decir, de todos los que podían entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión.
40 fueron dos mil seiscientos treinta. 40 Los registrados, por familias y según las casas de sus padres, fueron dos mil seiscientos treinta.
41 Este fue el número de los descendientes de Guersón que podían prestar servicio en la tienda del encuentro, según el censo que hicieron Moisés y Aarón por orden del Señor. 41 Estos fueron los registrados de las familias de los hijos de Gersón, todos los que ministran en el Tabernáculo de reunión, los cuales registraron Moisés y Aarón por mandato de Jehová.
42 Los descendientes de Merarí, por orden de clanes y familias,
42 Se hizo el censo de las familias de los hijos de Merari por familias y según las casas de sus padres,
43 que estaban entre los treinta y los cincuenta años de edad y que eran aptos para el servicio de la tienda del encuentro, 43 desde el de edad de treinta años para arriba hasta el de cincuenta años de edad; es decir, de todos los que podían entrar en el servicio del Tabernáculo de reunión.
44 fueron tres mil doscientos. 44 Los registrados por familias fueron tres mil doscientos.
45 Este fue el número de los descendientes de Merarí que podían prestar servicio en la tienda del encuentro, según el censo que hicieron Moisés y Aarón y conforme a la orden que el Señor había dado a Moisés. 45 Estos fueron los registrados de las familias de los hijos de Merari, según el censo hecho por Moisés y Aarón, según lo mandó Jehová por medio de Moisés.
46 El número total de levitas contados por Moisés, Aarón y los jefes de Israel, por orden de clanes y familias,
46 Todos los levitas que Moisés, Aarón y los jefes de Israel registraron por familias y según las casas de sus padres,
47 que estaban entre los treinta y los cincuenta años de edad y que eran aptos para el servicio de la tienda del encuentro, 47 desde el de edad de treinta años para arriba hasta el de cincuenta años de edad, todos los que podían entrar en el servicio y el transporte del Tabernáculo de reunión,
48 fue de ocho mil quinientos ochenta. 48 fueron, según el censo, ocho mil quinientos ochenta.
49 Este censo se hizo según la orden que el Señor había dado a Moisés, y a cada uno se le dijo lo que tenía que hacer y lo que le tocaba llevar, tal como el Señor se lo había ordenado a Moisés. 49 Como lo mandó Jehová por medio de Moisés, fueron registrados, cada uno según su oficio y según su carga: su censo lo hizo él, como le fue mandado.
5 La expulsión de los ritualmente impurosa
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
5
a 5.1-4 La presencia del Señor en el campamento imponía la necesidad de apartar de él todo aquello que era considerado impuro. Cf. Sal 15; 24.3-6.
5 Expulsión de los impurosa
Jehová habló a Moisés y le dijo:
5
a 5.1-4 La presencia de Jehová en el campamento imponía la necesidad de apartar todo aquello que era considerado impuro. Cf. Sal 15; 24.3-6.
“Ordena a los israelitas que saquen fuera del campamento a todas las personas que tengan lepra,b que sufran de flujoc o que hayan quedado impuras por tocar un cadáver.d
b 5.2 Lepra: Véanse el Índice temático y Lv 13.45 n. c 5.2 Sufran de flujo: Lv 15.2-3. d 5.2 Por tocar un cadáver: Lv 21.1-12; Nm 19.11-22. «Manda a los hijos de Israel que echen del campamento a todo leproso,b a todos los que padecen flujoc de semen y a todo impuro por contacto con muerto.d b 5.2 Sobre la lepra, véanse la Concordancia temática y Lv 13.49 nota b.
c 5.2 Padecen flujo: Lv 15.2-3.
d 5.2 todo impuro por contacto con muerto: es decir, por haber tocado un cadáver: Lv 21.1-12; Nm 19.11-22.
Que los saquen fuera del campamento, sean hombres o mujeres. Así no harán impuro el campamento, donde yo vivo en medio de ellos.” Tanto a hombres como a mujeres echaréis; fuera del campamento los echaréis, para que no contaminen el campamento de aquellos entre los cuales yo habito».
Los israelitas obedecieron la orden que el Señor dio a Moisés y sacaron fuera del campamento a aquellas personas.
Así lo hicieron los hijos de Israel: los echaron fuera del campamento. Como Jehová lo dijo a Moisés, así lo hicieron los hijos de Israel.
Ley relativa a daños y perjuicios
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
Ley sobre la restitución
Jehová habló a Moisés y le dijo:
“Diles esto a los israelitas: Cuando un hombre o una mujer es infiel al Señor y causa algún perjuicio a otra persona, comete un pecado,
«Di a los hijos de Israel: El hombre o la mujer que cometa cualquiera de los pecados con que los hombres son infieles contra Jehová, se hace culpable.
y deberá reconocerlo. Además deberá dar a la persona perjudicada, como compensación, el equivalente al daño causado más una quinta parte. Aquella persona confesará el pecado que cometió, compensará enteramente el daño, añadirá sobre ello la quinta parte y lo dará a aquel contra quien pecó.
Si la persona perjudicada ya ha muerto y no hay ningún pariente cercano a quien darle la compensación, esta será para el Señor y en beneficio del sacerdote, además del carnero que el sacerdote deberá ofrecer para obtener el perdón por el pecado de esa persona.e e 5.5-8 Cf. Lv 6.1-7. Y si aquel hombre no tiene pariente al cual sea compensado el daño, se dará la indemnización del agravio a Jehová entregándola al sacerdote, además del carnero de las expiaciones, con que el sacerdote hará expiación por él.e e 5.5-8 Cf. Lv 6.1-7.
“Toda contribución y ofrenda que los israelitas consagren al Señor y lleven ante el sacerdote, será para el sacerdote.
»Cualquier ofrenda de todas las cosas santas que los hijos de Israel presenten al sacerdote, suya será.
10 Todo lo que se consagre al Señor y se lleve al sacerdote, será para el sacerdote.” 10 Y lo santificado por cualquiera será suyo; asimismo lo que cualquiera dé al sacerdote, suyo será».
Ley relativa a los celosf
11 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
11 f 5.11-31 En esta sección se describe el llamado “juicio por ordalía”, costumbre practicada de distintas formas en el antiguo Oriente y en otras regiones del mundo. Los hititas y babilonios lo practicaban arrojando al río a la persona acusada: si la persona no moría ahogada, era absuelta del delito de que se le acusaba. En la Biblia, tal prueba aparece solamente en este pasaje (pero véase Ex 32.20 n.). Al adoptar esta práctica, la ley israelita le añade la presentación de una ofrenda a Dios (v. 15) y atribuye a Dios el resultado de la prueba (v. 21).
Ley sobre los celosf
11 Jehová habló a Moisés y le dijo:
11 f 5.11-31 En esta sección se describe el llamado “juicio por ordalía”, practicado de diversas formas en el antiguo Oriente y en otras regiones del mundo. Los heteos y babilonios lo practicaban arrojando al río a la persona acusada: si la persona no moría ahogada, era absuelta del delito de que se le acusaba. En la Biblia tal prueba aparece solamente en este pasaje (pero véase Ex 32.20 n.). Al adoptar esta práctica, la ley israelita le añade la presentación de una ofrenda a Dios (v. 15) y atribuye a Dios el resultado de la prueba (v. 21).
12 “Diles esto a los israelitas: Puede darse el caso de que una mujer sea infiel a su marido
12 «Habla a los hijos de Israel y diles: Si la mujer de alguien se descarría y le es infiel,
13 y tenga relaciones con otro hombre sin que su marido lo sepa, y que, aunque ella cometa este acto que la hace impura, no haya pruebas de ello y la cosa quede oculta por no haber sido sorprendida en el acto mismo. 13 y alguien cohabita con ella sin que su marido lo haya visto, por haberse ella mancillado ocultamente, ni haya ningún testigo contra ella ni ella haya sido sorprendida en el acto;
14 En ese caso, puede suceder que el marido se ponga celoso por causa de su mujer. Pero también puede darse el caso de que el marido se ponga celoso aun cuando su mujer sea inocente. 14 si viene sobre él un espíritu de celos y siente celos de su mujer, habiéndose ella mancillado; o bien, si viene sobre él un espíritu de celos y siente celos de su mujer, aunque ella no se haya mancillado,
15 En ambos casos, el marido llevará a su mujer ante el sacerdote, y presentará como ofrenda por ella dos kilos de harina de cebada. Pero no derramará aceite ni incienso sobre la harina, pues es una ofrenda por causa de celos, una ofrenda para poner al descubierto un pecado. 15 entonces el marido llevará su mujer al sacerdote, y con ella presentará su ofrenda, la décima parte de un efa de harina de cebada. No derramará sobre ella aceite ni pondrá sobre ella incienso, porque es ofrenda de celos, ofrenda recordativa, que trae a la memoria el pecado.
16 “El sacerdote hará que la mujer se acerque, y la presentará al Señor.
16 »El sacerdote hará que ella se acerque y se ponga delante de Jehová.
17 Luego tomará un poco de agua sagrada en una vasija de barro y mezclará con ella un poco de polvo del suelo del santuario. 17 Luego echará el sacerdote un poco de agua santa en un vaso de barro, y tomando del polvo que haya en el suelo del Tabernáculo, lo mezclará con el agua.
18 Hará asimismo que la mujer se coloque delante del Señor, le soltará el pelog y le pondrá en las manos la ofrenda por causa de celos para poner al descubierto un pecado; él, por su parte, tomará en sus manos el agua amarga que trae maldición. 18 g 5.18 Le soltará el pelo: probablemente en señal de penitencia y de duelo. 18 Asimismo el sacerdote hará que la mujer se mantenga en pie delante de Jehová, descubrirá la cabeza de la mujerg y pondrá sobre sus manos la ofrenda recordativa, que es la ofrenda de celos. El sacerdote sostendrá en sus manos las aguas amargas que acarrean maldición. 18 g 5.18 Descubrirá la cabeza de la mujer: probablemente en señal de penitencia y de duelo.
19 Entonces tomará juramento a la mujer, y le dirá: ‘Si no has tenido relaciones con otro hombre, ni has sido infiel a tu marido, ni has cometido con otro hombre un acto que te haga impura, que no te pase nada al beber esta agua amarga que trae maldición. 19 Entonces el sacerdote le tomará juramento y le dirá: “Si ninguno ha dormido contigo, y si no te has apartado de tu marido ni te has mancillado, libre seas de estas aguas amargas que traen maldición;
20 Pero si has sido infiel a tu marido, si has tenido relaciones con otro hombre y has cometido así un acto que te hace impura, 20 pero si te has descarriado de tu marido y te has mancillado, y ha cohabitado contigo alguien que no sea tu marido
21 que el Señor te convierta en ejemplo de maldición ante el pueblo, y haga que el vientre se te hinche y que tu criatura se malogre.h 21 h 5.21 Que tu criatura se malogre: traducción probable; lit. que se te caiga la cadera; el hebreo es oscuro. Así también en v. 27. Quizá signifique que la mujer se volvería estéril. 21 (el sacerdote proferirá sobre la mujer este juramento de maldición, y le dirá): Que Jehová te haga objeto de maldición y execración en medio de tu pueblo, y haga Jehová que tu muslo caigah y que tu vientre se hinche, 21 h 5.21 Que tu muslo caiga: otra posible traducción: que tu criatura se malogre (cf. v. 27). Quizá signifique que la mujer se volvería estéril.
22 Ese castigo te vendrá al beber esta agua que trae maldición.’ Y la mujer responderá: ‘Amén.’ 22 que estas aguas que dan maldición entren en tus entrañas y hagan hinchar tu vientre y caer tu muslo”. Y la mujer dirá: “Amén, amén”.
23 “Entonces el sacerdote pondrá esta maldición por escrito y la borrará con el agua amarga.
23 »El sacerdote escribirá estas maldiciones en un libro y las borrará con las aguas amargas.
24 Después hará que la mujer beba esa agua, para que le provoque amargura dentro de sí, 24 Dará a beber a la mujer las aguas amargas que traen maldición, y las aguas que obran maldición entrarán en ella para provocarle amargura.
25 y recibirá de manos de ella la ofrenda por causa de celos para presentarla ante el Señor; luego colocará la ofrenda sobre el altar, 25 Después el sacerdote tomará de la mano de la mujer la ofrenda de los celos, la mecerá en presencia de Jehová y la ofrecerá delante del altar.
26 y en seguida tomará un puñado de la ofrenda de cereales y lo quemará en el altar como ofrenda de memorial.
“Después que el sacerdote haya hecho beber a la mujer el agua amarga,
26 El sacerdote tomará un puñado de la ofrenda en memoria de ella y lo quemará sobre el altar.
»Después que el sacerdote le haya dado a beber las aguas a la mujer,
27 si ella ha sido infiel a su marido, esta agua que trae maldición provocará amargor dentro de ella, y hará que el vientre se le hinche y que la criatura se malogre, y la mujer se convertirá en ejemplo de maldición entre su pueblo. 27 si esta es impura y ha sido infiel a su marido, las aguas que obran maldición entrarán en ella para provocarle amargura, su vientre se hinchará, caerá su muslo y la mujer será objeto de maldición en medio de su pueblo.
28 Pero si la mujer es inocente, no le pasará nada y podrá tener hijos. 28 Pero si la mujer no es impura, sino que esta limpia, será libre y será fecunda.
29 “Esta es la ley para los casos en que una mujer sea infiel a su marido y él se ponga celoso,
29 »Esta es la ley de los celos, cuando la mujer cometa infidelidad contra su marido y se mancille,
30 o en los que simplemente se ponga celoso el marido por causa de su mujer. El marido presentará a su mujer ante el Señor, y el sacerdote hará con ella lo que manda esta ley. 30 o cuando del marido se apodere un espíritu de celos y sienta celos de su mujer: entonces la presentará delante de Jehová, y el sacerdote hará con ella como manda esta ley.
31 El marido no será considerado culpable; pero si la mujer es culpable, ella sufrirá su castigo.” 31 El hombre quedará libre de culpa y la mujer cargará con su pecado».
Normas relativas a los nazareos
6
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
El voto de los nazareos
6
Habló Jehová a Moisés y le dijo:
“Diles esto a los israelitas: Si un hombre o una mujer hace la promesa de consagrarse al Señor como nazareo,a
6
a 6.2 Nazareo: del heb. nazir, que significa puesto aparte y consagrado (al Señor). El nazareo era una persona que se consagraba al servicio de Dios, y exteriormente se distinguía de los demás porque no se cortaba el cabello y no bebía vino ni otras bebidas alcohólicas (véanse Jue 13.4-5 nota j ; 1 S 1.11 n.; Hch 18.18 nota ñ).
«Habla a los hijos de Israel y diles: El hombre o la mujer que se aparte haciendo voto de nazareo, para dedicarse a Jehová,a 6
a 6.2 Nazareo: del heb. nazir, que significa separado, o consagrado (a Jehová). El nazareo era una persona que se consagraba al servicio de Dios y se distinguía de los demás porque no se cortaba el cabello y no bebía vino ni otras bebidas alcohólicas (véanse Jue 13.4-5 nota j; 1 S 1.11 n.; Hch 18.18 nota ñ).
no podrá beber vino ni licor, ni vinagre hecho de vino o de licor, ni zumo de uva; tampoco podrá comer uvas ni pasas.b b 6.3 Cf. Lc 1.15. se abstendrá de vino y de sidra. No beberá vinagre de vino ni vinagre de sidra, ni beberá ningún licor de uvas, ni tampoco comerá uvas frescas ni secas.b b 6.3 Cf. Lc 1.15.
Mientras dure su promesa no podrá comer nada de lo que produce la vid, sea lo que sea. En todo el tiempo de su nazareato, de todo lo que se hace de la vid, desde los granillos hasta el hollejo, no comerá.
Tampoco podrá cortarse el cabello, sino que se lo dejará crecer hasta que termine el plazo fijado a su promesa, pues debe mantenerse consagrado al Señor. En todo el tiempo del voto de su nazareato no pasará navaja por su cabeza: hasta que se cumplan los días de su consagración a Jehová, será santo y se dejará crecer el cabello.
Durante ese tiempo tampoco podrá acercarse a un cadáver, Durante todo el tiempo que se aparte para Jehová, no se acercará a persona muerta.
ni siquiera en el caso de que muera su padre, su madre, o algún hermano o hermana, para no quedar impuro, pues está obligado a mantenerse consagrado al Señor. Ni aun por su padre ni por su madre, ni por su hermano ni por su hermana, podrá contaminarse cuando mueran, pues la consagración de su Dios lleva sobre su cabeza.
Todo el tiempo que dure su promesa, estará consagrado al Señor. Todo el tiempo de su nazareato estará consagrado a Jehová.
“Si alguien muere de repente junto a él y le contamina así el cabello, que él tenía consagrado al Señor, deberá raparse la cabeza siete días más tarde, es decir, el día señalado para su purificación.
»Si alguien muere súbitamente junto a él y contamina su cabeza consagrada, el día de su purificación, es decir, el séptimo día, se afeitará la cabeza.
10 El octavo día llevará al sacerdote dos tórtolas o dos pichones a la entrada de la tienda del encuentro. 10 Al octavo día traerá dos tórtolas o dos palominos al sacerdote, a la puerta del Tabernáculo de reunión.
11 El sacerdote ofrecerá uno de ellos como sacrificio por el pecado y el otro como holocausto, y celebrará el rito para obtener el perdón por el pecado cometido al tocar el cadáver. Ese día volverá a consagrar su cabello al Señor, 11 El sacerdote ofrecerá uno como expiación y el otro como holocausto, y hará expiación por lo que pecó a causa del muerto. Aquel día volverá a santificar su cabeza:
12 y comenzará un nuevo periodo de consagración al Señor. El tiempo anterior no se tomará en cuenta, porque el cabello que había consagrado quedó impuro. También llevará al Señor un cordero de un año, como sacrificio por la culpa. 12 se consagrará a Jehová por los días de su nazareato, y traerá un cordero de un año en expiación por la culpa. Los días anteriores serán anulados, por cuanto fue contaminado su nazareato.
13 “Cuando termine el plazo de su consagración, el nazareo irá a la entrada de la tienda del encuentro
13 »Esta es, pues, la ley del nazareo el día que se cumpla el tiempo de su nazareato: Vendrá a la puerta del Tabernáculo de reunión,
14 y ofrecerá al Señor un cordero de un año, sin ningún defecto, como holocausto; una oveja de un año, sin ningún defecto, como sacrificio por el pecado, y un carnero, sin ningún defecto, como sacrificio de reconciliación. 14 y presentará su ofrenda a Jehová, un cordero de un año sin tacha para un holocausto, una cordera de un año, sin defecto, para expiación, y un carnero sin defecto para una ofrenda de paz.
15 También ofrecerá un canastillo de panes hechos de la mejor harina, sin levadura y amasados con aceite; hojuelas sin levadura rociadas con aceite, junto con sus correspondientes ofrendas de cereales y de vino. 15 Además, un canastillo de tortas sin levadura, de flor de harina amasadas con aceite, hojaldres sin levadura untadas con aceite, su ofrenda y sus libaciones.
16 El sacerdote ofrecerá ante el Señor el sacrificio por el pecado y el holocausto,c 16 c 6.16 Holocausto: Cf. Lv 1. 16 El sacerdote lo ofrecerá delante de Jehová, y hará su expiación y su holocausto.c 16 c 6.16 Holocausto: Cf. Lv 1.
17 y ofrecerá el carnero como sacrificio de reconciliación,d junto con el canastillo de panes sin levadura, y hará la ofrenda de cereales y de vino. 17 d 6.17 Sacrificio de reconciliación: Cf. Lv 3. 17 Luego ofrecerá el carnero como sacrificio de pazd a Jehová, junto con el canastillo de los panes sin levadura; ofrecerá asimismo el sacerdote su ofrenda y sus libaciones. 17 d 6.17 Sacrificio de paz: Cf. Lv 3.
18 El nazareo se rapará la cabeza a la entrada de la tienda del encuentro, y tomará el cabello que había consagrado y lo echará al fuego que arde bajo el sacrificio de reconciliación. 18 Entonces el nazareo se afeitará su cabeza consagrada a la puerta del Tabernáculo de reunión, tomará los cabellos de su cabeza consagrada y los pondrá sobre el fuego que está debajo de la ofrenda de paz.
19 El sacerdote tomará la espaldilla del carnero, ya cocida, un pan sin levadura del canastillo y una hojuela sin levadura, y lo pondrá todo en manos del nazareo, después que éste se haya rapado la cabeza. 19 Después tomará el sacerdote la pierna cocida del carnero, una torta sin levadura del canastillo y una hojaldre sin levadura, y las pondrá sobre las manos del nazareo, después que sea afeitada su cabeza consagrada.
20 Entonces el sacerdote celebrará el rito de presentación ante el Señor. El pecho del animal con que se celebra el rito de presentacióne y el muslo que se da como contribución al Señor, son cosas sagradas y reservadas al sacerdote. Después de esto, el nazareo podrá beber vino. 20 e 6.20 Celebrará el rito de presentación: lit. los mecerá como ofrenda mecida (véase Ex 29.24 n.). 20 El sacerdote presentará aquello como ofrenda mecidae delante de Jehová, lo cual será cosa santa, destinada al sacerdote, además del pecho mecido y de la pierna reservada. Después el nazareo podrá beber vino. 20 e 6.20 Presentará aquello como ofrenda mecida: Celebrará el rito de presentación: (véase Ex 29.24 n.).
21 “Esta es la ley para el que hace la promesa de consagrarse al Señor como nazareo, y estas son las ofrendas que le debe presentar, sin contar cualquier otra cosa que esté en condiciones de ofrecer. Deberá cumplir lo prometido, de acuerdo con lo establecido para estos casos.”f
21 f 6.13-21 Cf. Hch 21.23-24.
21 »Esta es la ley del nazareo que haga un voto de ofrenda a Jehová por su nazareato, además de lo que sus recursos le permitan. Según el voto que haga, así lo cumplirá, conforme a la ley de su nazareato».f
21 f 6.13-21 Cf. Hch 21.23-24.
La bendición sacerdotalg
22 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
22 g 6.22-27 Cf. Lv 9.22 ; Eclo 50.19-21 . Durante el culto, en el templo de Jerusalén, los sacerdotes pronunciaban la misma bendición que se encuentra en Nm 6.24-26.
La bendición sacerdotalg
22 Jehová habló a Moisés y le dijo:
22 g 6.22-27 Cf. Lv 9.22. En el templo de Jerusalén, durante el culto, los sacerdotes pronunciaban la misma bendición que se encuentra en Nm 6.24-26.
23 “Diles a Aarón y a sus hijos que cuando bendigan a los israelitas lo hagan de esta manera:
23 «Habla a Aarón y a sus hijos, y diles: Así bendeciréis a los hijos de Israel. Les diréis:

24 ‘Que el Señor te bendiga y te proteja;

24 “Jehová te bendiga y te guarde.
25 que el Señor te mire con agradoh
y te muestre su bondad;
25 h 6.25 Que el Señor te mire con agrado: lit. que el Señor haga resplandecer su rostro sobre ti. Véase Sal 4.6 n.
25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre tih
y tenga de ti misericordia;
25 h 6.25 Jehová haga resplandecer su rostro sobre ti: otra posible traducción: Que el Señor te mire con agrado. Véase Sal 4.6 n.
26 que el Señor te mire con amori
y te conceda la paz.’
26 i 6.26 Te mire con amor: lit. alce sobre ti su rostro.
26 Jehová alce sobre ti su rostroi
y ponga en ti paz”.
26 i 6.26 Alce sobre ti su rostro. Otra posible traducción: Te mire con amor.

27 “Así ellos pronunciarán mi nombre sobre los israelitas, y yo los bendeciré.”j
27 j 6.27 La versión griega (LXX) coloca este v. antes del v. 24.

27 »Así invocarán mi nombre sobre los hijos de Israel, y yo los bendeciré».
Ofrendas para la consagración del santuario
7
El día en que Moisés terminó de construir el santuario,a lo consagró con aceite,b junto con todos los utensilios del santuario y del altar.c
7
a 7.1 Esta indicación se refiere a la fecha de Ex 40.17 y no a la de los sucesos de los caps. 1–6 (cf. Nm 1.1 nota a).
b 7.1 Cf. las instrucciones en Ex 40.9-11.
c 7.1 Las ofrendas de las doce tribus eran idénticas y fueron entregadas en doce días consecutivos (vs. 12-83) por los jefes de tribu nombrados en el cap. 1. Las tribus de Israel se mencionan en el mismo orden que en el cap. 2.
Ofrendas para la dedicación del altar
7
Aconteció que cuando Moisés acabó de levantar el Tabernáculo,a lo ungiób y lo santificó junto con todos sus utensilios. Asimismo ungió y santificó el altar y todos sus utensilios.c
7
a 7.1 Esta es una referencia a la fecha de Ex 40.17, no a la de los sucesos de los caps. 1--6 (véase Nm 1.1 nota a).
b 7.1 Cf. Ex 40.9-11.
c 7.1 Las ofrendas de las tribus de Israel, que se mencionan en el mismo orden del cap. 2, eran idénticas y fueron entregadas en doce días consecutivos (v. 12-83) por los jefes de cada una de ellas, nombrados en el cap. 1. Las tribus de Israel se mencionan en el mismo orden que en el cap. 2.
Luego los jefes de las tribus, los que habían ayudado a hacer el censo, fueron Entonces los príncipes de Israel, los jefes de las casas de sus padres, los cuales eran los príncipes de las tribus que estaban sobre los registrados en el censo, se acercaron
y presentaron al Señor como ofrenda seis carretas cubiertas y doce bueyes, es decir, una carreta por cada dos jefes y un buey por cada uno. Todo esto lo pusieron delante del santuario. y trajeron sus ofrendas delante de Jehová: seis carros cubiertos y doce bueyes; por cada dos príncipes un carro, y por cada uno un buey, y los ofrecieron delante del Tabernáculo.
Entonces el Señor dijo a Moisés:
Jehová habló a Moisés y le dijo:
“Recibe de ellos las carretas y los bueyes, y dáselos a los levitas para que los usen en los trabajos relacionados con la tienda del encuentro, según el trabajo que cada uno deba realizar.” «Recíbelos de ellos: serán para el servicio del Tabernáculo de reunión. Los darás a los levitas, a cada uno según su ministerio».
Moisés recibió las carretas y los bueyes, y los repartió entre los levitas.
Entonces Moisés recibió los carros y los bueyes, y los dio a los levitas.
A los descendientes de Guersón les dio dos carretas y cuatro bueyes, que era lo que necesitaban para sus trabajos. A los hijos de Gersón dio dos carros y cuatro bueyes, conforme a su ministerio,
A los descendientes de Merarí les dio cuatro carretas y ocho bueyes, que era lo que necesitaban para realizar su trabajo bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón. y a los hijos de Merari dio cuatro carros y ocho bueyes, conforme a su ministerio, bajo la dirección de Itamar, hijo del sacerdote Aarón.
En cambio, a los descendientes de Quehat no les dio carretas ni bueyes, porque las cosas sagradas que ellos tenían que transportar debían llevarlas a hombros. Pero a los hijos de Coat no les dio, porque tenían que llevar sobre sus hombros los objetos más santos.
10 Cuando se consagró el altar, los jefes de las tribus llevaron sus ofrendas y las pusieron delante del altar.
10 Los príncipes presentaron las ofrendas para la dedicación del altar el día en que fue ungido. Hicieron los príncipes su ofrenda delante del altar.
11 Entonces el Señor dijo a Moisés: “Cada día será un jefe de tribu distinto el que lleve su ofrenda para la consagración del altar.” 11 Y Jehová dijo a Moisés: «Presentarán su ofrenda, un príncipe un día y otro príncipe otro día, para la dedicación del altar».
12 El primer día llevó su ofrenda Nahasón, hijo de Aminadab, de la tribu de Judá.
12 El que presentó su ofrenda el primer día fue Naasón hijo de Aminadab, de la tribu de Judá.
13 Su ofrenda consistía en una bandeja de plata que pesaba mil cuatrocientos treinta gramos y un tazón de plata que pesaba setecientos setenta gramos (según el peso oficial del santuario), ambos llenos de la mejor harina, amasada con aceite, para la ofrenda de cereales; 13 Su ofrenda fue un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
14 además, un cucharón de oro que pesaba ciento diez gramos, lleno de incienso, 14 una cuchara de oro de diez siclos, llena de incienso;
15 un becerro, un carnero, un cordero de un año para ofrecerlo como holocausto, 15 un becerro, un carnero, un cordero de un año, para el holocausto;
16 un chivo para el sacrificio por el pecado, 16 un macho cabrío para la expiación;
17 y por último, para el sacrificio de reconciliación, dos toros, cinco carneros, cinco chivos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda de Nahasón, hijo de Aminadab. 17 y para la ofrenda de paz, dos bueyes, cinco carneros, cinco machos cabríos y cinco corderos de un año. Esta fue la ofrenda de Naasón hijo de Aminadab.
18 El segundo día llevó su ofrenda Natanael, hijo de Suar, jefe de la tribu de Isacar,
18 El segundo día presentó su ofrenda Natanael hijo de Zuar, príncipe de Isacar.
19-23 y ofrendó lo mismo que Nahasón.d 19 d 7.19-23 Y ofrendó lo mismo que Nahasón: Aquí y en los casos siguientes (vs. 24-83) el texto hebreo repite las mismas palabras que aparecen en los vs. 13-17. En esta versión se han suprimido dichas palabras con el objeto de facilitar la lectura. 19 Presentó como su ofrenda un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
24 El tercer día llevó su ofrenda Eliab, hijo de Helón, jefe de la tribu de Zabulón,
24 El tercer día, Eliab hijo de Helón, príncipe de los hijos de Zabulón,
25-29 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 25 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
30 El cuarto día llevó su ofrenda Elisur, hijo de Sedeúr, jefe de la tribu de Rubén,
30 El cuarto día, Elisur hijo de Sedeur, príncipe de los hijos de Rubén,
31-35 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 31 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
36 El quinto día llevó su ofrenda Selumiel, hijo de Surisadai, jefe de la tribu de Simeón,
36 El quinto día, Selumiel hijo de Zurisadai, príncipe de los hijos de Simeón,
37-41 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 37 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
42 El sexto día llevó su ofrenda Eliasaf, hijo de Reuel,e jefe de la tribu de Gad,
42 e 7.42 Reuel: Véase Nm 1.14 n.
42 El sexto día, Eliasaf hijo de Deuel,d príncipe de los hijos de Gad,
42 d 7.42 Deuel: Véase Nm 1.14 n.
43-47 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 43 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
48 El séptimo día llevó su ofrenda Elisamá, hijo de Amihud, jefe de la tribu de Efraín,
48 El séptimo día, el príncipe de los hijos de Efraín, Elisama hijo de Amiud,
49-53 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 49 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
54 El octavo día llevó su ofrenda Gamaliel, hijo de Pedasur, jefe de la tribu de Manasés,
54 El octavo día, el príncipe de los hijos de Manasés, Gamaliel hijo de Pedasur,
55-59 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 55 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
60 El noveno día llevó su ofrenda Abidán, hijo de Guidoní, jefe de la tribu de Benjamín,
60 El noveno día, el príncipe de los hijos de Benjamín, Abidán hijo de Gedeoni,
61-65 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 61 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
66 El décimo día llevó su ofrenda Ahiézer, hijo de Amisadai, jefe de la tribu de Dan,
66 El décimo día, el príncipe de los hijos de Dan, Ahiezer hijo de Amisadai,
67-71 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 67 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
72 El día once llevó su ofrenda Paguiel, hijo de Ocrán, jefe de la tribu de Aser,
72 El undécimo día, el príncipe de los hijos de Aser, Pagiel hijo de Ocrán,
73-77 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 73 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
78 El día doce llevó su ofrenda Ahirá, hijo de Enán, jefe de la tribu de Neftalí,
78 El duodécimo día, el príncipe de los hijos de Neftalí, Ahira hijo de Enán,
79-83 y ofrendó lo mismo que los anteriores. 79 presentó su ofrenda: un plato de plata de ciento treinta siclos de peso y un jarro de plata de setenta siclos, según el siclo del santuario, ambos llenos de flor de harina amasada con aceite, para la ofrenda;
84 Así pues, cuando se consagró el altar, los jefes de las tribus de Israel ofrecieron doce bandejas de plata, doce tazones de plata y doce cucharones de oro.
84 Esta fue la ofrenda que los príncipes de Israel presentaron para la dedicación del altar, el día en que fue ungido: doce platos de plata, doce jarros de plata, doce cucharas de oro.
85 Cada bandeja de plata pesaba mil cuatrocientos treinta gramos, y cada tazón, setecientos setenta gramos. En total, la plata de todas las bandejas y de todos los tazones pesaba veintiséis mil cuatrocientos gramos, según el peso oficial del santuario. 85 Cada plato de ciento treinta siclos, y cada jarro de setenta; toda la plata de la vajilla era dos mil cuatrocientos siclos, según el siclo del santuario.
86 Había también doce cucharones de oro llenos de incienso, que pesaban ciento diez gramos cada uno, según el peso oficial del santuario. El oro de todos los cucharones pesaba en total mil trescientos veinte gramos. 86 Las doce cucharas de oro llenas de incienso, de diez siclos cada cuchara, según el siclo del santuario; todo el oro de las cucharas era ciento veinte siclos.
87 Los animales para el holocausto fueron en total doce becerros, doce carneros, doce corderos de un año, con sus correspondientes ofrendas de cereales, y doce chivos para el sacrificio por el pecado.
87 Todos los bueyes para el holocausto fueron doce becerros; doce los carneros, doce los corderos de un año, con su ofrenda, y doce los machos cabríos para la expiación.
88 Los animales para el sacrificio de reconciliación fueron en total veinticuatro becerros, sesenta carneros, sesenta chivos y sesenta corderos de un año. Estas fueron las ofrendas para la dedicación del altar, después de su consagración. 88 Y todos los bueyes de la ofrenda de paz fueron veinticuatro novillos, sesenta los carneros, sesenta los machos cabríos y sesenta los corderos de un año. Esta fue la ofrenda para la dedicación del altar, después que fue ungido.
89 Cuando Moisés entró en la tienda del encuentro para hablar con el Señor, oyó que el Señor le hablaba desde encima de la tapa del arca del pacto, de entre los dos seres alados.f
89 f 7.89 Véanse Ex 25.18 n.; 1 R 6.23 n.
89 Cuando entraba Moisés en el Tabernáculo de reunión para hablar con Dios, oía la voz que le hablaba de encima del propiciatorio que estaba sobre el Arca del testimonio, de entre los dos querubines. Así hablaba con él.e
89 e 7.89 Véanse Ex 25.18 n.; 1 R 6.23 n.
8 Instrucciones para el uso de las lámparasa
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
8
a 8.1-4 Aquí se completan las indicaciones de Ex 25.31-40; 37.17-24 relacionadas con el candelabro.
8 Aarón enciende las lámparasa
Habló Jehová a Moisés y le dijo:
8
a 8.1-4 Aquí se completan las indicaciones de Ex 25.31-40; 37.17-24 relacionadas con el candelabro.
“Dile a Aarón que, cuando encienda las lámparas, haga que su luz dé hacia el frente del candelabro.” «Habla a Aarón y dile: Cuando enciendas las lámparas, las siete lámparas del candelabro alumbrarán hacia adelante».
Aarón cumplió lo que el Señor ordenó a Moisés, y dispuso las lámparas de modo que alumbraran hacia el frente del candelabro. Aarón lo hizo así: colocó las lámparas en la parte anterior del candelabro, tal como Jehová lo mandó a Moisés.
El candelabro estaba hecho de oro labrado a martillo desde su base hasta la punta de sus pétalos. Moisés hizo el candelabro según el modelo que el Señor le había mostrado. El candelabro estaba hecho de oro labrado a martillo; desde el pie hasta las flores era labrado a martillo. Conforme al modelo que Jehová le mostró a Moisés, así hizo el candelabro.
La consagración de los levitas
El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
Consagración de los levitas
Jehová habló a Moisés y le dijo:
“Aparta a los levitas de entre los demás israelitas, y purifícalos.b
b 8.6 Purifícalos: Esta prescripción está destinada a eliminar el estado de impureza legal, por medio del rito indicado en los vs. siguientes. «Aparta a los levitas de entre los demás hijos de Israel, y haz expiación por ellos.b b 8.6 Haz expiación por ellos: Se trata de la ceremonia de purificación, destinada a eliminar el estado de impureza legal, por medio del rito indicado en los v. siguientes.
El rito para la purificación será el siguiente: Tú los rociarás con el agua de la purificación,c y después ellos se afeitarán todo el cuerpo y lavarán su ropa; así quedarán puros. c 8.7 Agua de la purificación: Cf. Nm 19.9, donde se indica cómo se preparaba esta clase de agua. Así harás para purificarlos: Rocía sobre ellos el agua de la expiaciónc y haz pasar la navaja por todo su cuerpo; ellos lavarán sus vestidos y así quedarán purificados. c 8.7 Agua de la expiación: Cf. Nm 19.9, donde se indica cómo se preparaba esta clase de agua.
Luego tomarán un becerro y un poco de la mejor harina, amasada con aceite, para hacer la ofrenda de cereales correspondiente, además de otro becerro para el sacrificio por el pecado. Luego tomarán un novillo, con su ofrenda de flor de harina amasada con aceite, y tú tomarás otro novillo para la expiación.
Tú harás que los levitas se acerquen a la tienda del encuentro y que todos los israelitas se reúnan. Harás que los levitas se acerquen al Tabernáculo de reunión, y reunirás a toda la congregación de los hijos de Israel.
10 En seguida harás que los levitas se presenten delante de mí y que los israelitas les vayan poniendo las manos sobre la cabeza. 10 Cuando hayas acercado a los levitas a la presencia de Jehová, pondrán los hijos de Israel sus manos sobre los levitas.
11 Aarón celebrará ante mí el rito de presentación de los levitasd por parte de los demás israelitas, y así los levitas quedarán dedicados a mi servicio. 11 d 8.11 Aarón celebrará ante mí el rito de presentación de los levitas: lit. Aarón mecerá ante mí a los levitas, ofrenda mecida. Véase Ex 29.24 n. La persona de los levitas era ofrecida a Dios como una ofrenda especial. Incluso hoy en día los judíos piadosos oran meciéndose con un movimiento de balanceo o vaivén. 11 Entonces presentará Aarón a los levitasd delante de Jehová como ofrenda de los hijos de Israel, y servirán en el ministerio de Jehová. 11 d 8.11 Presentará Aarón a los levitas delante de Jehová como ofrenda: Lit. Aarón mecerá ante mí a los levitas, ofrenda mecida. Véase Ex 29.24 n. La persona de los levitas era ofrecida a Dios como una ofrenda especial. Incluso hoy en día, los judíos piadosos oran meciéndose con un movimiento de balanceo o vaivén.
12 Después los levitas pondrán las manos sobre la cabeza de los becerros, y uno de los becerros será ofrecido como sacrificio por el pecado y el otro como holocausto para purificar a los levitas. 12 Después los levitas pondrán sus manos sobre las cabezas de los novillos: uno lo ofrecerás como expiación y el otro como holocausto a Jehová, para hacer expiación por los levitas.
13 Luego tú los colocarás ante Aarón y sus hijos, y celebrarás el rito de presentación, para dedicármelos; 13 Colocarás luego a los levitas delante de Aarón y de sus hijos, y los presentarás como ofrenda a Jehová.
14 así apartarás a los levitas de entre los demás israelitas, para que sean míos. 14 Así apartarás a los levitas de entre los hijos de Israel, y serán míos los levitas.
15 Después irán ellos a prestar su servicio en la tienda del encuentro. Deberás purificarlos y presentármelos como una ofrenda especial, 15 Después de eso vendrán los levitas a ministrar en el Tabernáculo de reunión. Serán purificados y los presentarás como una ofrenda.
16 porque, de entre todos los israelitas, ellos están dedicados a mí. Yo los he aceptado a cambio de todos los primogénitos de los israelitas, 16 Porque enteramente me son dedicados a mí los levitas de entre los hijos de Israel, en lugar de todo primer nacido; los he tomado para mí en lugar de los primogénitos de todos los hijos de Israel.
17 porque a mí me pertenecen todos los primogénitos de los israelitas, así como las primeras crías de sus animales. Cuando hice morir a los primogénitos de los egipcios, reservé para mí a los primogénitos de los israelitas.e 17 e 8.17 Ex 13.2,11-16. 17 Porque mío es todo primogénito de entre los hijos de Israel, así de hombres como de animales; desde el día en que yo herí a todo primogénito en la tierra de Egipto, los santifiqué para mí.e 17 e 8.17 Ex 13.2,11-16.
18 Pero a cambio de ellos acepté a los levitas. 18 Y he tomado a los levitas en lugar de todos los primogénitos de los hijos de Israel.
19 Yo escogí a los levitas de entre los demás israelitas, y se los entregué a Aarón y a sus hijos, para que, en nombre de los israelitas, se encarguen del servicio en la tienda del encuentro y obtengan el perdón del Señor para los israelitas. Así los israelitas no tendrán que acercarse al santuario, y no les pasará nada malo.”f 19 f 8.19 No tendrán que acercarse... nada malo: Véase Nm 4.15 n. 19 Yo he dado los levitas, como un don, a Aarón y a sus hijos, de entre los hijos de Israel, para que ejerzan el ministerio de los hijos de Israel en el Tabernáculo de reunión, y reconcilien a los hijos de Israel, y no haya plaga entre los hijos de Israel cuando se acerquen al santuario».f 19 f 8.19 Y no haya plaga... santuario: Véase Nm 4.15 n.
20 Moisés, Aarón y todo el pueblo de Israel cumplieron lo que el Señor ordenó a Moisés respecto a los levitas.
20 Moisés, Aarón y toda la congregación de los hijos de Israel hicieron con los levitas conforme a todas las cosas que mandó Jehová a Moisés acerca de los levitas; así hicieron con ellos los hijos de Israel.
21 Los levitas se purificaron y lavaron su ropa, y Aarón los presentó como ofrenda especial ante el Señor, celebrando el rito de purificación por ellos. 21 Los levitas se purificaron y lavaron sus vestidos. Luego Aarón los presentó como ofrenda delante de Jehová, e hizo expiación por ellos para purificarlos.
22 Después de todo esto, los levitas fueron a cumplir con sus deberes en la tienda del encuentro, bajo la vigilancia de Aarón y sus hijos. Tal como el Señor se lo ordenó a Moisés, así se hizo con los levitas. 22 Después de esto, los levitas fueron para ejercer su ministerio en el Tabernáculo de reunión delante de Aarón y delante de sus hijos. De la manera que mandó Jehová a Moisés acerca de los levitas, así hicieron con ellos.
Periodo de servicio de los levitas
23 El Señor se dirigió a Moisés y le dijo:
23 Luego habló Jehová a Moisés diciendo:
24 “Los levitas comenzarán a prestar sus servicios en la tienda del encuentro a los veinticinco años de edad,g
24 g 8.24 Veinticinco años: Véase Nm 4.3 n. 24 «Los levitas de veinticinco años para arriba entrarán a ejercer su ministerio en el servicio del Tabernáculo de reunión.g 24 g 8.24 Veinticinco años: Véase Nm 4.3 n.
25 y se retirarán de su servicio a los cincuenta. 25 Pero desde los cincuenta años dejarán de ejercer su ministerio, y nunca más lo ejercerán.
26 Después de esa edad podrán ayudar a sus compañeros en sus oficios en la tienda del encuentro, pero no prestar servicio regular. Así organizarás el servicio de los levitas.” 26 Servirán con sus hermanos en el Tabernáculo de reunión, para hacer la guardia, pero no servirán en el ministerio. Así harás con los levitas en cuanto a su ministerio».

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España

© 2002 Sociedades Bíblicas Unidas y Sociedad Bíblica de España

© 1995 Sociedades Bíblicas Unidas

© 1995 Sociedades Bíblicas Unidas



Buscar Biblia ] [ Acerca de las versiones de la Biblia ] [ Ayuda ] [ Abreviaturas ] [ Webmasters ]

Exprese su opinión ]

Sociedad Bíblica de España ] [ Sociedad Bíblica de Eslovenia ]

Última actualización del programa: 7/4/2020